miércoles, 24 de abril de 2013

Stilvid, suplementando al corazón



Un nuevo complemento alimenticio con propiedades cardiosaludables Stilvid® Cardio, con patente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha comenzado a comercializarse tras su reciente presentación. Tras dos ensayos clínicos de un año de duración cada uno, este extracto, presentado en cápsulas, mejora hasta en un 57% un total de 11 biomarcadores asociados a una mayor probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular en pacientes que ya están sometidos a un tratamiento completo, según asegura el equipo de investigadores del CSIC, que ha contado la colaboración del Hospital Universitario Morales Meseguer de Murcia.
En Clavesdemujer hemos querido saber más acerca de esta novedad y Juan Carlos Espín, coordinador de estos trabajos e investigador del CSIC en el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura de Murcia, ha tenido la amabilidad de respondernos a unas preguntas sobre este descubrimiento.
 En primer lugar, le hemos pedido que nos aclare el concepto biomarcador: “Este concepto –indica el doctor- se refiere a la serie de sustancias, esenciales para la vida, que participan en numerosos procesos dentro del organismo y que se encuentran en unos niveles de concentración necesarios, en perfecto equilibrio, para desarrollar su función. Sin embargo, a veces, este equilibrio empieza a romperse, a alterarse y conlleva la aparición de un proceso patológico. A estas sustancias que nos ‘marcan’ la aparición, pronóstico y desarrollo de enfermedades se las llama marcadores o biomarcadores, es lo mismo.

Así, conocemos ‘marcadores’ para las distintas etapas relacionadas con el pronóstico y desarrollo de las enfermedades cardiovasculares (ECV). El colesterol es esencial para la vida, como también lo son procesos de inflamación para la defensa de nuestro organismo, etc. Sin embargo, todos tenemos muy asumido que unos niveles de colesterol en sangre elevados, por encima de una cantidad determinada, nos ‘marcan’ un riesgo cardiovascular. De igual forma, procesos de inflamación puntuales para la defensa pueden ser esenciales pero una inflamación ‘crónica’, continúa en el tiempo, es muy perjudicial. El colesterol total en sangre, sería pues un marcador básico, clásico, de ECV, y también esta inflamación crónica (que la ‘marcan’ varias sustancias como la llamada proteína C-reactiva ultrasensible, diferentes citoquinas pro-inflamatorias, etc.)”.



En los ensayos de Stilvid se ha verificado la mejora de 11 importantes marcadores relacionados con el pronóstico y desarrollo de las ECV. “Estos marcadores participan en la disminución de la oxidación del LDL-colesterol, en la menor fracción de otras grasas de la sangre fácilmente oxidables, en el descenso de la inflamación crónica, y también, en la reducción del riesgo de trombosis al debilitar una sustancia que dificulta la degradación de trombos. Hay otros, pero estos son los más relevantes”.



El doctor insiste en que se trata de un complemento alimenticio y no pretende sustituir a ningún fármaco. “En los ensayos se siguió un criterio muy exigente. Por un lado, un grupo de pacientes no había sufrido un evento cardiaco, aunque portaba factores de riesgo: hipertensión, y/o diabetes, y/o sobrepeso, y/o tabaquismo, y/o alto colesterol, etc. El otro grupo lo constituían los que ya habían sufrido un evento cardiaco. En ambos casos, seguían un tratamiento farmacológico optimizado. Por tanto, consumir Stilvid Cardio era pretender obtener un beneficio añadido a su medicación. A veces, no se consiguen los objetivos en estos pacientes, e incluso llegando a los mismos (conseguir que estos marcadores vuelvan a estar en su rango normal), en ocasiones, siguen teniendo eventos cardiacos. Por ello, cualquier estrategia complementaria de prevención cardiovascular es esencial.

En nuestro caso, además, pudimos responder a una pregunta que muchas veces queda en el aire y es si se puede tomar con medicamentos. Al mismo tiempo vimos que no hubo efectos adversos ni interacción con fármacos”.



El investigador asegura, por tanto, que en vista de los resultados este suplemento es apto para aquellas personas con riesgo cardiovascular (antes o después de un evento cardiaco) que siguen una medicación, pero siempre como complemento a ésta.

 

Ahora bien, ¿qué ocurre con las personas sanas? ¿lo pueden consumir también? El científico considera que responder a esta cuestión es complicado porque paralelamente especificar qué se entiende por sano resulta difícil. “Stilvid es un complemento alimenticio cardiosaludable. En una persona ‘sana’ estaría recomendado para evitar  la aparición de ciertos factores de riesgo (no es algo difícil con nuestro estilo de vida: sedentarismo, tabaquismo, dieta inadecuada, sobrepeso….). Además, a cierta edad, estos marcadores de los que hablábamos empiezan a ‘alterarse’ -con 20 años, salvo excepciones, es raro encontrar en la población problemas de colesterol en sangre, a los 40 años, ya no-. En una persona que aparentemente está sana, el consumo de este complemento se concibe para prevenir factores de riesgo. Pero que nadie se haga un análisis a los 3 meses. La prevención solo tiene sentido en el plazo de años de seguimiento”.



Ante las voces discrepantes que suelen surgir en contra de esta clase de suplementación, especialmente la que se basa en principios antioxidantes, argumentando que un exceso de los mismos puede ser perjudicial, Espín apunta lo siguiente:

“Un exceso de ‘antioxidantes’ (palabra que se usa inapropiadamente para todo) es malo. Claro. Lo bueno, en exceso, también es malo. Con poca vitamina C aparece el escorbuto y con un exceso, calambres y diarreas. Y podría poner mil ejemplos. ¿Cuál es la ingesta óptima de esos ‘antioxidantes’? No está definida. En Stilvid Cardio juega un papel importante esta actividad ‘antioxidante’. Sin embargo, los efectos principales de este producto no están mediados por este cajón de sastre de los ‘antioxidantes’ comunes. Los mecanismos anti-inflamatorios y reguladores de otros procesos que tienen como resultado la mejora de esos marcadores no están principalmente debidos a esa actividad antioxidante.”



Por último, le pedimos que nos indicara qué dosis sería necesario consumir para obtener beneficios relevantes, y nos indicó que con una cápsula diaria es suficiente.


No hay comentarios :

Publicar un comentario