lunes, 23 de marzo de 2015

Consejos clave para escoger un buen calzado y andar sin lesiones



El calzado para caminar debe cumplir algunas características para evitar el dolor en los pies. El experto osteópata Roberto Gómez nos lo ha contado.


Para andar hay que elegir un buen calzado


  •  La suela debe ser suficientemente gruesa para no desgastarse a medida que hagamos kilómetros, ni causar dolor  cuando caminamos por superficies irregulares (piedras, tierra suelta, etc.).
  • El calzado debe ser de la talla adecuada. Es aconsejable que compruebes tu talla y una superior e inferior cuando vayas a comprarlo, para comparar la comodidad. Se recomienda probarlos después de caminar unos 20 o 30 minutos.
  • El dedo gordo no debe tocar el zapato, y los demás dedos deben tener cierta movilidad.
  • Las costuras del calzado deben ser de algún material flexible y suave, no rígido (así se evita el dolor en las rozaduras).
  • Priman los materiales que puedan transpirar. Recordemos que los pies sudan mucho al caminar, y si no queremos sentir molestias y dolor, necesitamos calzado transpirable, como el cuero.

Es importante señalar que cada persona apoya el pie de una manera diferente. En este sentido, es aconsejable la realización de un estudio biomecánico o estudio de la marcha por un Podólogo que determine las particularidades de nuestra pisada. Solo así podremos detectar posibles anomalías, que aunque no nos provoquen molestias, con el tiempo podrían tener serias consecuencias, como desgaste articular, lesiones musculares, o incluso patologías como artrosis.

También puedes ver mis entradas Cómo andar para adelgazar o Beneficios de caminar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario