jueves, 19 de marzo de 2015

Día del Padre: un homenaje a los papás, porque ellos también lo valen



El día del padre es sin duda una festividad con una clara finalidad comercial, pero no deja de ser un homenaje a todos los padres y una excusa para dedicarles un día a ellos, que también se lo merecen y lo valen.

Los padres aportan a las madres el apoyo diario que necesitamos, ya lo dice el refrán "dos mejor que uno", y en lo relativo a la educación de los hijos son un pilar fundamental del que no se debe prescindir. El afecto de padres y madres es crucial para el equilibrio de los vástagos y para su desarrollo normal, al menos así lo aseguran los expertos.


Celebra el día del padre


No son perfectos, pero nosotras tampoco, ¿quién lo es realmente? Unos nos ayudan más en las tareas del hogar, otros menos, pero nos dan apoyo en otros aspectos, al final se trata de convivencia y, por tanto, de diálogo, comprensión y empatía.

Un pequeño gesto este día bastará para que los papás se sientan reconocidos, porque nunca está de más decir a quien está junto a nosotros todos los días lo importante que es en nuestras vidas. Las palabras de halago siempre se agradecen y reconfortan mucho. Podemos decírselo de múltiples maneras, con una frase, con un escrito, con un regalo, con una jornada en familia, o simplemente, con un felicidades, un beso y un te quiero. Y esto, aunque parezca poca cosa, es más que suficiente, os lo puedo asegurar.

¡Feliz Día del Padre!

No hay comentarios :

Publicar un comentario