martes, 10 de septiembre de 2013

Skinwine, enocosmética del Jerez




Mientras se aproxima la época de vendimia y los enólogos se esmeran por preparar los mejores caldos, los Laboratorios Skinwine se acercan al mundo del vino con otros fines ajenos al deleite del paladar: la enocosmética.

Esta unión entre los productos cosméticos y el vino, adquiere sentido gracias a un grupo de científicos de la Universidad de Cádiz que han desarrollado una gama para la piel empleando los restos generados en la elaboración y crianza del Sherry o Jerez: Sherry Cosmetics.
A mi parecer el resultado es interesante porque se han conseguido desarrollar unos cosméticos que tienen como principal diferenciación su Denominación de Origen, ya que los restos que se emplean para su elaboración provienen exclusivamente de la uva blanca palomino fino, característica del marco de Jerez, y que cuenta con esta distinción. “Hasta donde alcanza nuestro conocimiento no existe ninguna cosmética desarrollada a partir de este tipo de uva ni de otras variedades de uva blanca”, aseguran desde el laboratorio.
Una de las peculiaridades de la crianza biológica del Jerez es el velo de flor, una levadura propia de la zona que impide el contacto del vino con el aire, de modo que la crianza se produce sin oxidación, esto es, “el vino madura, pero no envejece.” Así, se obtienen unos finos ricos en polifenoles.

Los principios activos obtenidos en los despojos son los siguientes:


Aceite de pepita de uva: con ácidos grasos Omega 6, hidrata la dermis y controla los radicales libres.
Orujo: para la limpieza intensiva de la piel.
Bitartratos: regulador de la queratinización cutánea.
Lias: activo antienvejecimiento.
Los productos de Sherry Cosmetics son principalmente faciales: exfoliantes, limpiadores, mascarillas y cremas regeneradoras.




Algunos centros de estética los usan para tratamientos específicos:
Centro médico estético Victoria 70. 
 



No hay comentarios :

Publicar un comentario