miércoles, 2 de octubre de 2013

¿Es mejor la cosmética natural?



Conocer la cosmética natural

A menudo hablamos de cosmética ecológica o natural, pero ¿sabemos realmente qué es? Actualmente no hay una legislación oficial que defina lo que es un “producto natural”, pero se considera que es aquel en el que el 90% de sus ingredientes proviene de la agricultura ecológica, según cuenta a clavesdemujer.com, Montse Escutia, secretaria general de la Asociación Vida Sana y coordinadora de la Red Ecoestética.
Otra definición que he encontrado en la página www.naturavia.info, explica que la cosmética natural es “la que está elaborada a partir de ingredientes naturales o de origen natural y que en su formulación  sólo contiene un porcentaje concreto de ingredientes sintéticos (alrededor de un 5%).”

Y siendo más escuetos podemos remitirnos a la matización que hace la Asociación Nacional de Perfumería y cosmética (Stanpa), que viene a decir que básicamente estos cosméticos son los formulados con sustancias de origen natural en determinada proporción.


Aunque existen unos sellos de certificación que avalan la procedencia ecológica de estos productos, Montse Escutia nos aclara que estas certificaciones al ser de procedencia privada y conllevar unos costes elevados, no son accesibles para  marcas más modestas, pero esto no quiere decir que estas presentaciones no se ajusten a los requisitos porcentuales y puedan englobarse dentro de este tipo de cosméticos, por eso desde la Asociación Vida Sana les parece más apropiado hablar de cosmética econatural.


¿Qué diferencia hay entre la cosmética natural y la convencional?
La formulación es la principal diferencia, eso está claro, no obstante se ha de partir de la base de que  ambas tipologías son seguras para el uso humano porque si no, bajo lo normativa vigente de control, no podrían estar en el mercado. Ahora bien, aunque las dos opciones son seguras Monste invita a reflexionar sobre el cóctel de sustancias químicas al que estamos expuestos a diario,  porque normalmente se evalúa el daño que hace cada elemento de forma individual, pero no se tiene en cuenta la totalidad de cada uno de ellos, y no sólo en cosmética, sino en el día a día de todo lo que nos rodea. "La prueba evidente se encuentra, por ejemplo, en la cantidad de alergias que se están dando cada vez con más frecuencia y que la cosmética natural mejora. Por eso estos productos son una alternativa que el ciudadano debe conocer."

En definitiva, esta cosmética lo que nos ofrece es disfrutar del cuidado personal sin añadir más sustancias sintéticas a nuestro organismo. Además, su elaboración es una garantía de protección del entorno porque al ser sustancias naturales el impacto medioambiental es menor.


Biocultura

La demanda de belleza natural está creciendo en todos los lugares y en España, a pesar de no haber estadísticas oficiales, también se aprecia esta tendencia. Escutia resalta que un indicativo de esta realidad es el aumento progresivo del número de expositores especializados en los encuentros del sector como ocurre en BioCultura, Feria de productos ecológicos y consumo responsable.
Para potenciar esta industria, Red Ecoestética, un proyecto cofinanciado por el Fondo Social Europeo a través del programa Empleaverde de la Fundación Biodiversidad, pretende dar a conocer y promover el uso de la cosmética econatural entre los profesionales así como aumentar su conocimiento por parte de los consumidores.


Pero, si quieres saber más sobre todo este mundo dentro de poco hay de nuevo una cita con BioCultura, del 4 al 6 octubre en Bilbao. En esta ocasión han preparado un showroom de ecoestética para el público con el objeto de presentar las novedades y beneficios de los productos naturales. Además, se podrá asistir en directo a sesiones de maquillaje, exfoliación facial, tratamientos rejuvenecedores y regenerativos, y probar cremas hidratantes, jabones y distintos aceites.





No hay comentarios :

Publicar un comentario