martes, 10 de diciembre de 2013

No Poo o No Usar Champú




El No Poo es una nueva tendencia que propone no usar el champú para lavarse el pelo (poo, es una palabra inglesa que significa "caca"), pero ¿es esto recomendable? Los dermatólogos lo desaconsejan.
Por su parte, los defensores de este sistema no sólo lo defienden sino que aseguran que es mejor lavarse el pelo sólo con agua o, en su defecto, con bicarbonato, vinagre, miel o aceites esenciales. Están en contra de los champús comerciales porque las sustancias químicas o aditivos que contiene dañan al cabello y pueden provocar irritaciones en el cuero cabelludo. Además, mantienen que al no usar champú, el famoso No Poo, el pelo produciría menos grasa y por tanto se mantendría limpio durante más tiempo. 



Argumentos a favor de los Champús

Según Lola Conejo-Mir, dermatóloga de Sevilla y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), estas afirmaciones carecen de fundamento, por los siguientes motivos:
  • Los componentes de cualquier champú no atraviesan la piel del cuero cabelludo ni llegan a su raíz, sólo actúan sobre el tallo.
  • El champú, en contra de lo que algunas personas puedan pensar, elimina la grasa producida por las glándulas sebáceas, donde quedan atrapadas las células muertas del cuero cabelludo, la suciedad, u otras sustancias como lacas, gominas, etc. Esta grasa o sebo debe eliminarse periódicamente por razones que van más allá de lo meramente estético, ya que supone una importante fuente de microorganismos que pueden favorecer las infecciones.

     

    Bicarbonato

  • La cantidad de grasa que produce cada individuo está determinada hormonalmente y no exclusivamente por la cantidad de veces que se lave el pelo. Por ello, muchas personas al seguir este método no logran controlar la grasa sólo con agua y champú, y recurren al bicarbonato para eliminarla, pero el pelo no entiende de métodos: si abusamos del bicarbonato conseguiremos el mismo efecto que con el exceso de champú. Además, el bicarbonato tiene un pH más alcalino que el del cuero cabelludo, pudiendo producir irritación, y su uso continuado puede decolorar el cabello. 

Cómo se elige un buen champú

Descartando como opción la tendencia No Poo o no usar champú, el producto más recomendable para un cuero cabelludo sano es siempre el conocido como neutro, esto es, el que no contiene alcohol, conservantes o fragancias. 

Los distintos champús cosméticos como los específicos para pelo rizado, liso o teñido, se pueden usar indistintamente de forma continua o alternándolos, según la preferencia personal, ya que desde el punto de vista dermatológico no son diferentes, siempre que ninguno de sus componentes produzca problemas de irritación o alergia. 

Si se padece alguna patología del cuero cabelludo, como dermatitis seborreica o psoriasis, se recomienda combinar  champús de tratamiento con otros neutros para evitar irritar excesivamente la piel.




No hay comentarios :

Publicar un comentario