lunes, 3 de febrero de 2014

¿Se necesita láser para eliminar tatuajes?

Si te has hecho un tatuaje y quieres eliminarlo habrás oido que el láser es la única solución, pero ¿hay más opciones? La respuesta a esta cuestión y a otros aspectos relacionados con los tatuajes nos la ofrece en esta ocasión el dermatólogo Doní Muñoz, autor de la Guía Práctica para la Eliminación de Tatuajes con Láser Q-Switched, y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).


Tatuajes en manos profesionales


 Antes de hacer un tatuaje hay que tener en cuenta una serie de aspectos:

  • Una vez que se ha meditado bien dar este paso se recomienda no acudir a establecimientos clandestinos que carezcan de la debida autorización sanitaria, y cerciorarse además de que el tatuador es un profesional con todos los permisos necesarios para ejercer su actividad.
  • Las tintas empleadas tienen que estar homologadas. "Lo ideal sería que el cliente fotografiara el frasco de las tintas tratando de captar el nombre de la marca, lote, etc. y guardarlo durante años, ya que en ocasiones las tintas crean problemas mucho tiempo después de ser empleadas". El doctor considera que en un futuro se debería disponer de una ficha personal del tatuado en donde figuraran los datos del estudio donde se realizó el tatuaje, el nombre del tatuador, la fecha, las tintas el lote de fabricación, etc. 
  • Las reacciones alérgicas no son muy habituales, pero proporcionalmente cada vez se están dando más casos. "El problema principal con el que nos encontramos los dermatólogos es el desconocimiento de las características de las tintas empleadas."
  • ¿Cuál es la tinta más dañina?
    El rojo es el que provoca más efectos indeseados y reacciones alérgicas a corto y largo plazo. 
  • ¿Y la tinta menos perjudicial?
    El negro,a partir del carbón, es el pigmento más empleado y el más seguro, y no suele presentar efectos adversos. 

¿Se pueden eliminar con facilidad los tatuajes?

Depende del tipo de láser Q-Switched que se emplee: Rubí, Alejandrita o Nd:YAG/KTP. Con este último, que es el más extendido, el negro, el azul oscuro y el rojo son los más fáciles de borrar. Como norma general, los colores más claros como el amarillo, azul claro o el blanco encierran mayor dificultad. 
Se pueden necesitar entre 2 y 12 sesiones, todo depende del grosor y de la profundidad de la capa de tinta que albergue el tatuaje. También influyen otros factores como el color, el tamaño, la antigüedad, el color de la piel y el tabaco.
El precio de una sesión oscila entre los 200 y 400 euros, depende de algunas variables como la densidad o grosor y número de disparos necesarios para cubrir el tatuaje.

¿Siempre hay que recurrir al láser para eliminar tatuajes?

Según el doctor existe mucha publicidad engañosa: "Si buscamos en Internet encontraremos cremas milagro que aseguran eliminar los tatuajes. Recientemente ha surgido un nuevo sistema basado en una pistola de micropigmentación con la que se introduce en el interior del tatuaje un compuesto patentado a base de ácido láctico, que provoca una fuerte reacción inflamatoria de rechazo y la salida de la tinta a través de la piel, atrapada en la costra que genera. En mi opinión personal, esta técnica no está exenta de provocar cicatrices y no aporta ninguna ventaja sobre el tratamiento convencional con láser".

Ver también:

Cosmética para tatuajes

Cuidados del tatuaje







No hay comentarios :

Publicar un comentario