miércoles, 26 de febrero de 2014

Tummy Tuck, vientre plano sin cirugía



vientre plano tummy tuck




La técnica estética Tummy Tuck, vientre plano sin cirugía, acaba de aterrizar en España de la mano de Miguel Chamosa, médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparado­ra, y actual presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Es­tética y Reconstructiva (SECPRE). Explicamos qué es, su metodología y los riesgos.

¿Qué es?

Es una solución intermedia entre la abdomino­plastia convencional y la liposucción del abdomen. La primera, es una cirugía mayor que extirpa el exceso de tejido, al tiempo que corrige la flaccidez muscular perdida por variaciones drás­ticas de peso o embarazos sucesivos. Con esta técnica se busca reducir el aspecto deformado de la barriga, resituando el ombligo.

La liposucción del abdomen elimina los depó­sitos grasos indeseados que no respon­den a la dieta o el ejercicio.

Tummy Tuck es una técnica orientada a vientres con riesgo de flacidez, volumen moderado y musculatura debilitada. Realmente es una mini-abdomino­plastia que se puede aplicar tras un embarazo o cuando se dan problemas de grasa localizada, que tienden a aumentar con la edad, o a consecuencia de los cambios de peso que por ejemplo ocurren durante la menopausia.

¿En qué consiste la intervención?

Se hace de forma ambulatoria, por lo que no es necesario ingreso hospitalario. Dura entre una y dos horas, y es necesaria anestesia local más sedación.

Primero se realiza una incisión encima del pubis. Después se separa la piel entre la incisión y el ombligo, se extirpa la piel sobrante y el exceso de grasa mediante una lipoaspiración, y se tensan los múscu­los abdominales para proporcionar una pa­red abdominal firme. Por último, se realizan las suturas.

Antes de abandonar la clínica hay que permanecer en el centro entre seis y siete horas para una recuperación segura.

Será necesaria una faja especial, reforzada con un vendaje (la faja se ha de llevar durante 21 días).

¿Cómo es el postoperatorio?

En los tres o cuatro días siguientes el abdomen permanecerá inflamado y se pueden presentan molestias o dolores.

Pasado este periodo es importante pasar de nuevo por la consulta para hacer una revisión.

¿Queda cicatriz?

Es mínima, según el doctor Chamosa, porque los punto internos son como un hilván, cuyos extremos salen a cada lado de la in­cisión. La sutura se reabsorberá en dos o tres semanas, justo cuando el edema empieza a desapa­recer.

La cicatriz que queda es parecida a la de una cesárea e irá disi­mulándose en los dos años siguientes.






2 comentarios :

  1. Esto no es lo mismo que una abdominoplastia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alex. Gracias por dirigirte a nosotros. Respecto a la duda que planteas comentarte que tal y como se indica en el post, la técnica Tummy Tuck es como una mini-abdominioplastia. Está dirigida a personas con un vientre curvo moderado o en casos de flacidez leve. Es una técnica similar a la abdominoplastia, pero para abordar casos, como ya hemos dicho, moderados. En cualquier caso, te sugiero que preguntes a un médico especializado en medicina estética, ya que estos profesionales te podrán responder mejor.

      Eliminar