viernes, 20 de julio de 2012

Control en niños asmáticos

El control de los niños asmáticos es crucial para que estos puedan desarrollar una vida dentro de lo que se considera normal. El doctor Manuel Sánchez – Solís, presidente de la  Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP), asegura que los pequeños con este problema han de vivir en un entorno social que se implique. “No debemos conformarnos con que un niño asmático esté atendido cuando está en compañía de su familia, sino también en la escuela o practicando actividades en verano como campamentos y excursiones; debemos lograr que el pequeño lleve una vida lo más normal e integrada posible”.
Es de vital importancia que un niño asmático, su familia y su entorno, trabajen continuamente con su médico consiguiendo que él mismo cuide de su asma, siendo autónomo y gestor de su propia enfermedad. “Los niños que siguen un programa de educación tienen menos exacerbaciones de su asma y siguen mejor su tratamiento, lo que se traduce en menos visitas a urgencias, al pediatra y al especialista”,  afirma el presidente.
En cuanto a la realización de ejercicio, ciertas actividades físicas, tales como los deportes de invierno y la carrera libre pueden causar más síntomas que otras, como la natación. Sin embargo es necesario que el asmático haga alguna actividad. Si la tolerancia al esfuerzo es buena, es el índice de que el asma está bien controlada.
Será capaz de:
  • Correr, jugar y participar en los deportes sin problemas de asma.
  • Dormir toda la noche sin problemas de asma.
  • No perder días de escuela o trabajo a causa del asma.
  • No tener que acudir al hospital a causa del asma.
  • Controlar el asma usando medicamentos, con las menos reacciones adversas posibles.
  • Sentirse bien acerca del cuidado que recibe del asma.

De esta manera se conseguirá  que los más pequeños estén integrados a los suyos y lleven una vida lo más común posible.

No hay comentarios :

Publicar un comentario