domingo, 21 de abril de 2013

El 'boom' de lo natural en BioCultura 2013




comida ecológica

Del 25 al 28 de abril BioCultura vuelve a abrir sus puertas en Barcelona para celebrar su edición número veinte. Con la presencia de más de 700 expositores y cerca de 350 actividades paralelas, se prevé la vista de 70.000 personas. Sus organizadores lo tienen claro: lo bio no es una moda, es una alternativa que se muestra en todo su esplendor en los tiempos de crisis.

Ángeles Parra, directora de la feria, ha declarado a clavesdemujer que este auge tiene su explicación: “Como decían los antiguos chinos, se puede engañar a muy poca gente durante muy poco tiempo, pero no a muchísima gente durante muchísimo tiempo. Los informes científicos son aplastantes: los alimentos ecológicos tienen más nutrientes, están libres de sustancias nocivas, son más sabrosos, tienen más vitalidad... La OMS reconoce que un 80% de las enfermedades de la población (asmas, alergias, diabetes, cáncer, etc.) están relacionadas con dietas insalubres y malos hábitos alimentarios. La gente está empezando a querer informarse sobre qué come, de dónde procede, quién lo ha hecho o cómo. Es obvio que, con ese caldo de cultivo, el consumo de los alimentos ecológicos no haya dejado de crecer desde hace años, incluso a pesar de la grave crisis coyuntural que nos afecta."

biocultura 


La responsable del encuentro cuenta además que este sector es sostenible en el aspecto económico, social y medioambiental. Por superficie destinada a la agricultura ecológica, nuestro país ocupa el primer lugar de la Unión Europea y el sexto en todo el mundo, con 1,8 millones de hectáreas. El consumo de productos ecológicos representa en España un volumen de negocio en torno a los 900 millones de euros, el valor de la producción asciende a 685 millones y el de las exportaciones a 454 millones. “Es un mercado muy importante para el futuro económico del país y una mejora significativa de la imagen y el prestigio que ofrecen nuestros productos en el exterior”, asegura la experta.
A pesar de ello, el consumo dentro de nuestras fronteras es menor que otros países del entorno, lo que lleva a que alrededor del 80% de la producción se exporte a otros países, “muestra de que queda un largo camino que recorrer, aunque a su vez lo convierte en un mercado interesante para invertir, porque no ha parado de crecer todavía”, comenta.

alimentación natural


El dato que ejemplifica con más evidencia este desfase es el valor medio que representa el consumo de productos ecológicos, de apenas 19 euros al año por habitante frente a los 119 euros que se registra en un país como Suiza. Por eso, uno de los retos principales consiste ahora en aumentar el consumo interno. “En ese aspecto, BioCultura es una apuesta por la promoción del producto ecológico entre la población. Sus virtudes son muchas, pero el público todavía no las conoce. Sin embargo, una vez que empiezas a consumir ecológico, ya no lo puedes dejar. En el resto de Europa, el asunto “bio” es una razón de Estado, sea cual sea el color del partido que esté gobernando. Aquí, las diferentes agrupaciones políticas están rendidas a los intereses de la gran industria agroalimentaria”. En opinión de Parra,  esta es la razón de peso por la que en España no se confía en los alimentos orgánicos. “Y, claro, -prosigue- si la Administración no lleva a cabo esa apuesta de forma rotunda es difícil que se dé el boom de los alimentos ecológicos en nuestro país. Pero llegará, y no falta mucho”.






No hay comentarios :

Publicar un comentario