lunes, 1 de julio de 2013

Cuidar la piel en verano, en pacientes oncológicos




El tratamiento de los pacientes oncológicos tiene una serie de características que implica cuidados extra. Con el buen tiempo, el sol, que indudablemente tiene numerosos beneficios, puede volverse pernicioso si no se toman un conjunto de medidas.
El dermatólogo Ricardo Moreno Alonso de Celada, colaborador del Centro de Patologíade la Mama-Fundación Tejerina en Madrid, ha elaborado unas recomendaciones para el cuidado estival de la piel de las pacientes con cáncer. Durante el periodo estival su piel es especialmente vulnerable por la siguiente razón: “Los cambios inflamatorios inducidos por la radioterapia y la quimioterapia, la sensibilización a la luz solar que provocan algunos fármacos o la supresión del sistema inmune, pueden facilitar el desarrollo de infecciones cutáneas”.



El doctor Moreno sugiere una serie de medidas para estas mujeres:

  • Usar fotoprotectores en crema con al menos un SPF 30 –mayor en las pieles claras-. Estos deben aplicarse “en una cantidad suficiente, con una antelación de al menos 20 minutos a la exposición solar, repitiendo la aplicación al menos cada dos horas y siempre inmediatamente después de un baño, pues ningún protector es resistente al agua por completo”.
  • Protegerse “con ropa”, teniendo en cuenta que cuanto más oscuros sean los colores más luz absorben y, por tanto, mayor protección confieren. “Con la ropa la paciente oncológica también previene fenómenos como las manchas cutáneas por hiperpigmentación”.
  • Aparte de la protección solar también se recomienda cuidados específicos de la piel como “incrementar la frecuencia de cremas emolientes, evitar el traumatismo epidérmico durante la depilación, y usar productos de limpieza de escaso poder detergente y desodorantes no alcohólicos para intentar evitar la sequedad cutánea”.

Desde el Centro de Patología de la Mama y la Fundación Tejerina se intenta ofrecer una atención integral a la paciente con cáncer de mama, y los cuidados de la piel forman parte de esta atención completa, pues puede repercutir positivamente en su bienestar psicológico y, con ello, en su recuperación. Por este motivo realizan con frecuencia talleres en colaboración con la Fundación Ángela Navarro. El útimo ha tenido lugar en junio y bajo el título "Taller de Cuidado integral de la piel" se ha orientado para que las pacientes sepan cómo extremar los cuidados este verano. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario