jueves, 17 de octubre de 2013

Retoques estéticos en hombres




El que los hombres se cuidan más es ya un hecho constatado desde hace unos años en los centros de estética y numerosos profesionales del sector lo suscriben. La coquetería no es patrimonio exclusivo de las mujeres y los hombres, empresarios principalmente o aquellos que se dedican al mundo del espectáculo, se van haciendo un hueco como clientes de un sector que sigue teniendo una demanda importante, pese a los tiempos que corren.
En declaraciones a Europa Press, el doctor Miguel Sánchez Viera, del Instituto de Dermatología Integral (IDEI), explica que "los hombres de 20 a 45 años son el principal grupo que presta especial cuidado a su aspecto. Son los que más se animan a los tratamientos no invasivos o mínimamente invasivos, pero poco a poco serán los mayores de 45 años los próximos a incorporarse a esta nueva tendencia".
Los tratamientos faciales son los más solicitados. La infiltración de toxina botulínica, conocida popularmente como botox, ocupa el primer puesto. El doctor Pedro Arquero cuenta que muchos hombres poseen la mandíbula y el entrecejo marcados en exceso lo que en ocasiones provoca un gesto adusto u hosco, sin embargo con el uso de esta sustancia, en mandíbula y entrecejo, “se destensan ambas partes del óvalo facial por lo que se consigue una cara más serena y armónica que de forma innegable ayuda a los empresarios a desarrollar una actitud más afable en su día a día.”


El retoque de otros aspectos del rostro como la aparición de arrugas también es algo que suele pedir bastante el sexo masculino, así como buscar una solución a la pérdida de cabello. En la clínica Doctor Arquero abordan este problema con una práctica basada en factores de crecimiento: “Es un proceso que requiere varias sesiones y aunque es un poco doloroso a medio plazo da buen resultado”, afirma Arquero.


Los factores de crecimiento consisten en realizar microinfiltraciones de plasma rico en plaquetas del propio paciente para estimular la aparición de vasos sanguíneos y así reparar la zona logrando el crecimiento de nuevo cabello y previniendo la pérdida del ya existente.


La actitud de los hombres al acercarse a una clínica estética difiere de la presentada por las mujeres porque se saben en minoría y esto en cierto modo los hace “más dóciles” a la hora de dejarse aconsejar. En cualquier caso, esta tendencia es ya una realidad, ellos buscan, en líneas generales, un rostro más jovial y en opinión del doctor Arquero, “estamos ante un cambio de la sociedad, y los hombres también quieren verse atractivos independientemente de su edad.”




No hay comentarios :

Publicar un comentario