lunes, 2 de diciembre de 2013

Hilos Tensores Reabsorbibles, Pasos del Nuevo Mini Lifting




Una de las alternativas al lifting quirúrgico, que requiere ingreso en quirófano y bisturí, es el uso de los hilos tensores para eliminar las arrugas del rostro. Esta técnica mínimamente invasiva ya lleva unos años funcionando, pero ahora se ha introducido una nueva modalidad en España: el lifting con hilos tensores reabsorbibles.
Este método, que proviene de Corea del Sur, consiste en utilizar polidioxanona, una sutura que se utiliza en la cirugía cardíaca. Los hilos empleados se conocen como “mini-hilos” o “hilos mágicos” por el efecto que provocan en el rostro.



¿Cómo se colocan los hilos?

Los hilos tensores reabsorbibles se implantan en el tejido subcutáneo con una aguja muy fina, buscando crear unos vectores de tensión. En una sesión de tratamiento completo de cara y cuello se colocan entre 30 y 50 hilos.
El precio medio de cada sesión es de 600 euros y la duración estimada del efecto es de entre 12 y 18 meses. 


Valoraciones

Estos hilos se empezaron a usar en 2011, sin embargo la doctora Elia Roo, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), asegura que los especialistas “aún no han encontrado un artículo publicado en una revista científica de impacto que avale su eficacia clínica.”
Desde un punto de vista estético para la corrección de la flacidez y combatir los signos del envejecimiento la técnica preferida es el lifting quirúrgico, sin embargo algunos médicos especializados aseguran que muchos pacientes no desean someterse a una intervención con bisturí y buscan alternativas no invasivas.
Como una solución a esta demanda, a finales de los 80 surgió esta técnica basada en la implantación subcutánea de hilos tensores que ubicados estratégicamente elevaban el tejido. Los hilos se caracterizan porque están salpicados de espículas o conos que o bien se fijan en algunos puntos profundos para favorecer el tensado o se implantan sin anclar en el tejido subcutáneo pero gracias a la fibrosis que crean a su alrededor consiguen un cierto efecto de tensado.
La novedad más importante reside, por tanto, no en la técnica sino en el hecho de que ahora existe la posibilidad de utilizar materiales reabsorbibles y así, uno de sus aspectos más ventajosos respecto a lo que existía hasta ahora es que el resultado es reversible. El efecto puede durar algo más de un año, por lo que pasado este periodo si no se está satisfecho el paciente puede recuperar su aspecto normal, y por el contrario si se desea seguir luciendo un rostro joven será necesario someterse a un nuevo retoque.


Ver también: http://www.clavesdemujer.com/2013/07/frotox-crioneuromulacion-o-iovera-frio.html




No hay comentarios :

Publicar un comentario