martes, 11 de marzo de 2014

Materiales de construcción sanos o casas saludables

Construir casas saludables


¿Es posible rodearse de un ambiente más sano seleccionando adecuadamente los materiales de construcción? Los expertos en bioconstrucción consideran que sí y precisamente esta es una de las cuestiones que se han planteado en la edición de Biocultura celebrada recientemente en Valencia.
Recogemos algunas de los aspectos más relevantes relacionados con esta forma de construir casas saludables.


Antes de entrar en materia aclaramos que la finalidad de la bioconstrucción es crear hábitats ecológicos que cuiden el medioambiente, que además sean ahorrativos y que ofrezcan las mismas comodidades que cualquier casa convencional. De hecho, los expertos en esta especialidad aseguran emplear métodos de construcción artesanales y ecológicos que disminuyen las emisiones de C02, consiguiendo además un ahorro energético considerable gracias al uso de diseños bioclimáticos.

¿Cuáles son los materiales de construcción más nocivos para la salud?

Actualmente los materiales empleados en la construcción que más perjudican a la salud son los siguientes:
Cemento: contiene metales pesados.
Pinturas, barnices y derivados del petróleo: poseen xileno, cetonas, tolueno, etc.
Materiales de PVC: incorporan elementos biocidas en su producción y combustión.

¿Qué materiales emplea la bioconstrucción?

  • En el caso de los aislamientos se usan elementos naturales tales como el corcho, la celulosa, las fibras vegetales, el cáñamo, la madera, el lino, o las fibras de coco, paja y algodón. 
  • Las zonas exteriores e interiores se trabajan con morteros de cal, yesos naturales o arcillas.
  • Las ventanas, puertas y vigas deben ser de madera tratada con productos naturales, y provenientes de talas controladas y con certificación forestal.
  • Las pinturas y barnices de exterior e interior también son naturales, además de transpirables y no emisoras de gases tóxicos. Los materiales de construcción sanos deben han de procurar que todo el edificio en su conjunto pueda respirar, y las pinturas sintéticas no lo permiten ya que generan humedades y condensaciones. Hoy existen ya en el mercado pinturas y barnices ecológicos de calidad y con precios asequibles.
  • La instalación eléctrica ha de contar con una buena toma de tierra y su forma tiene que ser de espiga. Se recomienda además no colocar cables eléctricos en la cabecera de las camas para evitar campos eléctricos.
  • Se usa también la instalación de paneles solares para el agua caliente, mientras que la calefacción tiene que ser central para ahorrar dinero y emisiones de CO2.

¿Qué debemos tener en cuenta en la construcción de casas saludables?

En un principio es recomendable ponerse en manos de un profesional experto en la materia. Los primero que se debe realizar es un estudio geobiológico del terreno donde se edificará para conocer las alteraciones geofísicas que pudieran interferir en la salud de los moradores. A través de este estudio se detectan las fallas geológicas, las capas freáticas por las que discurren corrientes de agua subterránea, las emanaciones de gas radón, los campos electromagnéticos generados por tendidos eléctricos, transformadores, estaciones de telefonía móvil, etc.

Después del análisis del terreno y de las características geográficas, climatológicas y socioculturales del lugar, lo habitual es realizar un proyecto adaptado a las necesidades de las personas que van a vivir en esa zona. 

En cuanto a la estructura existen diferentes opciones en materiales y diseño: piedra, bloques y ladrillos de cerámica, tierra (adobe, tapias, bloques estabilizados), madera (maciza o en paneles).

Artículo de interés relacionados:

Casas sin tóxicos
Huerto medicinal en casa
Biotubo, envase cosmético biodegradable





No hay comentarios :

Publicar un comentario