viernes, 6 de febrero de 2015

¿Cuál es el mejor tratamiento estético antienvejecimiento?




Determinar cuál es el mejor tratamiento estético antienvejecimiento depende de muchos factores como la edad de la persona, el estado en el que se encuentre su epidermis, y el tipo de envejecimiento que presente en ésta, es decir, manchas, arrugas, descolgamiento facial, etc.

Los tratamientos antienvejecimiento se han perfeccionado con el tiempo, pero muchos de ellos siguen siendo los mismos que hace 20 años. No obstante, aún surgen dudas de qué es lo que más nos conviene si estamos pensando en someternos a una mejora estética. Para resolverlas Claves de Mujer ha conversado con una experta, la doctora Berta Pérez dermatóloga miembro de la Academia Española de Dermatología.

Fotoenvejecimiento/ Manchas

La doctora nos explica que cada problema tiene una solución estética. En el caso del fotoenvejecimiento, es decir, el envejecimiento producido por la exposición solar, funciona muy bien el láser Q-Switched, que trata manchas solares además de destinarse la eliminación de tatuajes.


Otros tipos de manchas, como los melasmas o cloasmas, que suelen tener un componente hormonal, se suelen tratar con peelings químicos. Este tratamiento elimina capas de la piel en mayor o menor profundidad según el ácido que se emplee. Los peelings favorecen la renovación cutánea, aclaran manchas, aportan luminosidad y corrigen el acné y sus secuelas leves.

Arrugas

El tratamiento por excelencia para combatir las arrugas es la toxina botulínica o botox. Este sistema lo usan muchos famosos, sin embargo su abuso ha generado unos rostros desnaturalizado que la doctora Pérez no comparte. En su opinión, la virtud está en el punto medio. El efecto de la toxina depende de la técnica y de las unidades que se pongan.


La experta asegura que lo ideal es empezar este tratamiento en torno a los 40 años porque dado que el botox lo que hace es paralizar el músculo durante el periodo que dura el efecto, que suele ser entre 4 y 6 meses, durante ese tiempo al no gesticular tanto estaremos impidiendo la formación de las arrugas, algo que con el tiempo se agradecerá.


El problema que conlleva estos tratamientos es que parece que una vez empiezas parece que ya no vas a poder parar si quieres mantener el efecto, sobre todo porque éste es  limitado. No obstante, la doctora asegura que no tiene que ser así, pues no es necesario que cada 4 ó 6 meses nos apliquemos la toxina, podemos espaciar más las sesiones, todo dependerá de cada persona, de su tipo de piel, edad, etc. "Lo que está claro es que al inhibir las contracciones musculares de la cara estamos impidiendo que esas arrugas vayan a más", asegura la dermatóloga.

Volumen facial 

Para jugar con los volúmenes se recurre al también conocido ácido hialurónico, un material de relleno cuyo efecto es mayor que en el caso del botox, ya que se puede prolongar durante un año aproximadamente. Su aplicación resulta beneficiosa no sólo porque redefine el volumen facial, sino porque genera fibrosis y colágeno, lo que al final es positivo para mantener la piel  en un buen estado.

Edad para empezar los tratamientos

Berta Pérez, explica que no hay una edad concreta para empezar a aplicarse un tratamiento antienvejecimiento, pero un momento adecuado sería a partir de los 40 años, ya que de este modo estaremos preparando el cutis para el envejecimiento que se irá produciendo paulatinamente en los años posteriores. Ella recomienda, aplicar botox a partir de esta edad, el ácido hialurónico de los 45 años, y para abordar las manchas solares quizá sea conveniente empezar un poco antes, a los 35 años, pero, insisto, todo dependerá de cada mujer, ya que al fin y al cabo la medicina estética, es una medicina individualizada donde generalmente se combinan varios tratamientos. Lo que es evidente que cuanto más edad tengamos, será más difícil conseguir resultados que quizá se ajusten a nuestras espectativas.

Cosméticos

En este proceso los cosméticos con ácido retinoico y retinol son coadyuvantes los tratamientos estéticos, pero estos nunca los van a sustituir, ni siquiera la cremas que contienen entre sus principios activos tanto toxina botulínica como ácido hialurónico.


Precios 

Un tratamiento de botox que se usa para tratar las arrugas del tercio superior: entrecejo, patas de gallo y frente, suele costar unos 450 euros la sesión. En cuanto al ácido hialurónico depende de la cantidad que se aplique, pero la sesión suele estar entre los 400 y los 600 euros.  En cuanto a los tratamientos que abordan las manchas, los precios son muy variados.


En cualquier caso, el mejor tratamiento antienvejecimiento es evitar tomar el sol, principal desencadenante de los signos del paso del tiempo en nuestra piel, concluye la doctora.




No hay comentarios :

Publicar un comentario