lunes, 16 de noviembre de 2015

¿De qué forma afecta el ruido a nuestra salud?



El ruido afecta a nuestra salud, pero sabemos cómo y hasta qué punto. España es sin duda uno de los países más ruidosos de Europa, no hay más que viajar a alguno de los países del Viejo Continente, a excepción de Italia que por ser latinos se asemejan más a nuestro carácter, forma de hablar y también de hacer ruido, para darse cuenta de que la Península es sin duda una región de mucho alboroto. De hecho, cerca de 9 millones de personas en España soportan niveles de ruido superiores a los 65 dB recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según el III Informe Ruido y Salud DKV – GAES.

El ruido del tráfico influye en la salud




Este informe también ha analizado de dónde procede el ruido y cómo afecta a nuestra salud. Así, la fuente principal de ruido de las grandes ciudades españolas es el tráfico. que proporciona más del 80 % de la población acústica. Sin embargo, el ruido que más incomoda a la ciudadanía es el de las obras (58,8%), seguido de las fiestas vecinales (28,7%), mientras que en este ranking el tráfico se sitúa en un tercer puesto (28%).


Este estudio ha desvelado además que existe una relación directa entre el ruido de tráfico de la ciudad de Madrid y los ingresos hospitalarios de niños y adultos. En concreto se matiza que el ruido ambiental por este motivo en Madrid aumenta en un 5% las probabilidades de sufrir un ingreso hospitalario por urgencias, además de incrementar un 6,6% la mortalidad por causas cardiovasculares y un 4% la generada por causas respiratorias en personas mayores de 65 años. Además, con tan sólo un aumento de 0,5 dB por ruido de tráfico nocturno ya se puede establecer una relación con un incremento del 4% de la mortalidad por diabetes. 


Otros estudios indican que el ruido por tráfico en esta ciudad, Madrid, también acrecienta la mortalidad y el bajo peso al nacer de los recién nacidos en torno a un 6%, o pueden aumentar la probabilidad de que se produzcan nacimientos prematuros en un 3,2%.


Si se produjera una reducción del ruido de tan solo 0,5 dB, se podría disminuir la enfermedad y la mortalidad por causas relacionadas con el ruido ambiental del tráfico en varios cientos de personas.



Las interferencias en la comunicación oral, la disminución del rendimiento y el aprendizaje y el deterioro cognitivo entre los niños constituyen más trastornos derivados del ruido, a lo que también hay que añadir la percepción de pérdida de bienestar y de calidad de vida, el estrés, la ansiedad y la depresión.Y uno de cada cuatro españoles no puede dormir por el ruido ambiental.



En cualquier caso, es necesario matizar que el ruido se debe considerar como un factor más, pero no el único, para el desarrollo o aparición de los trastornos mencionados. Es difícil aislarse del ruido en una gran ciudad, por eso como alternativa los expertos aconsejan que si se padece un estado de salud delicado que puede verse deteriorado por un ruido ambinetal excesivo, optar por residir en lugares periféricos más tranquilos y aprovechar las fiestas locales para irse de vacaciones, son opciones a tener en cuenta entre otras si el ruido nos afecta.




No hay comentarios :

Publicar un comentario