sábado, 18 de febrero de 2017

9 de cada 10 pacientes con colangitis biliar primaria (CBP) son mujeres



Hoy he querido sumarme a la campaña que ha puesto en marcha la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades Biliares Inflamatorias (ALBI), asociación de pacientes que agrupa a los afectados por un tipo de enfermedades hepáticas raras entre las que se encuentra la colangitis biliar primaria (CBP)Además, teniendo en cuenta que 9 de cada 10 pacientes con colangitis biliar primaria (CBP) son mujeres, no podía quedarme al margen cuando me contactaron para compartir su iniciativa en mi blog.


Campaña CBP


Esta campaña quiere desterrar mitos como el de que todas las enfermedades hepáticas están causadas por el consumo de alcohol y acabar con la relación que existe con el color amarillo de la piel. La campaña de ALBI se llama “Cambia el color. Reinterpreta la CBP”, y busca concienciar a la población de la importancia de reinterpretar la colangitis biliar primaria, una enfermedad crónica y olvidada pese a ser la más común entre las enfermedades colestásicas del hígado, una enfermedad que no tiene nada que ver con el consumo de alcohol y con la que se puede vivir igual que una persona sana si se diagnostica y se trata a tiempo.

Para saber más y conocer esta enfermedad, ALBI ha lanzado un sitio web sobre la CBP (www.reinterpretalaCBP.com), que se suma al espacio de la asociación (www.albi-espana.org), que ya ofrece información validada por especialistas sobre la CBP y otras enfermedades colestásicas del hígado.

La presidenta de ALBI-España, Conxita Comamala invita a toda la población a sumarse a esta campaña también en redes sociales, a través del hashtag #cambialecolor.

Más sobre la CBP: diagnóstico y síntomas

El cansancio y el picor en la piel son los síntomas principales de esta patología, que además no se manifiestan en todas las personas con CBP. Por ello, la única manera de detectar a tiempo esta enfermedad es el estudio, a través de un análisis de sangre rutinario, de valores alterados de fosfatasa alcalina y/o antianticuerpos mitocondriales. Pero, si se realiza un buen control y un diagnóstico temprano, acompañado de un tratamiento adecuado, un paciente con CBP puede tener la misma esperanza y calidad de vida que cualquier persona sana.

De hecho, hace solo un año la colangitis biliar primaria se llamaba cirrosis biliar primaria, un nombre que la comunidad científica decidió cambiar precisamente porque la mayoría de las personas con CBP no progresaba a este estadio, algo que se ha conseguido gracias a este diagnóstico precoz y a nuevos avances terapéuticos que han mejorado notablemente la calidad de vida de estos pacientes.


No hay comentarios :

Publicar un comentario