Frase para recordar

"Sólo pierde quien deja de intentar"

martes, 17 de noviembre de 2020

El escritor Sebastián Roa habla de Artemisia de Caria, la protagonista de 'Némesis', su última novela: "Fue una mujer única que rompió ataduras y siguió su propio camino"

La última novela del escritor Sebastián Roa, Némesis (Ed. HarperCollins Ibérica), cuenta la historia de Artemisia de Caria, una mujer única, “un personaje fuera de sitio”, que rompió con todos los cánones de su época. Logró en un momento histórico concreto poner en vilo tanto a persas como a griegos. ¿Qué es lo que hizo esta mujer para que el autor nos haya contado su hazaña? Él mismo nos adelanta algunos detalles en esta entrevista. Descubre qué tiene esta mujer que ha encandilado al literato turolense y por qué dejó boquiabiertos a sus coetáneos.


Némesis de Sebastián Roa


¿Por qué ha querido contar la historia de esta mujer: Artemisia de Caria?

Me gustan los personajes fuera de sitio. La Artemisia de Némesis (lo mismo que la histórica) no es una mujer típica de su época ni de su espacio geográfico. De hecho existe en un lugar y en un momento en los que el papel femenino está tasadísimo; pero ella rompe esas ataduras. En lugar de seguir un camino ajeno, crea el suyo propio. Las estelas en la mar de Machado. Todo es nuevo, sorprendente, no hay libro de instrucciones. La aventura es inevitable.

¿Qué es lo que más le sorprendió de ella mientras investigaba para escribir el libro?

Lo mismo que sorprendió a Heródoto en el siglo V a. C. En cierto momento histórico todos los ojos, los de los persas y los de los griegos, estuvieron puestos en Artemisia. Los unos quedaron en evidencia cuando ella destacó estratégica y tácticamente, los otros pretendieron cazarla para cobrar una recompensa sin parangón. Cuando una mujer así, única, protagoniza una ficción, se convierte en un modelo original. Un arquetipo. Su esencia trasciende el espacio y el tiempo, sirve para contar realidades atemporales.

Como mujer, ¿qué cualidades destacaría de este personaje?

Históricamente, Heródoto resalta —y esto es textual— su bravura y su arrojo, pero poco más nos cuenta de su carácter. He equilibrado a la Artemisia de mi novela con debilidades para convertirla en una persona real, una inadaptada, lanzada a cumplir una misión para la que nadie la preparó. Enfrentarse a tal cosa en un mundo en el que no encajas es por sí misma una gran cualidad.

Entrevista a Sebastián Roa  
Sebastián Roa (Foto: Manuel Orts)

¿Por qué 'Némesis'?

Némesis engloba el concepto de retribución, consecuencia inevitable tras la ruptura del equilibrio. Entronca con el mecanismo del destino, muy enraizado en el pensamiento griego, y con su opuesto persa: el libre albedrío. La protagonista de la novela tiene como misión procurar la némesis a los atenienses, responsables de los males que padeció en su adolescencia y que llevaron la desgracia a su familia. La idea se la mete en la cabeza su madre: a toda hybris sigue su némesis. Toda injusticia merece castigo. Además de cimentar la trama, Némesis se convierte en un símbolo temático, recurrente a lo largo de la novela. Némesis es también el nombre de un trirreme, el navío de guerra que comanda Artemisia.

A lo largo de la novela van apareciendo otros perfiles de mujeres, ¿ha procurado reflejar los distintos roles de las féminas en esta sociedad?

Más que reflejar patrones históricos, las demás mujeres de la novela sirven para reflejar patrones literarios. No son cuestiones incompatibles, pero yo no tengo intención de explicar cómo vivían las mujeres hace 2500 años. De hecho, tanto Artemisia como sus compañeras de reparto sirven para mostrar una condición humana que no ha cambiado tanto en 25 siglos, por lo nos ofrecen conclusiones con valor operativo actual. Otra cosa es que un lector determinado se limite a asomarse a Némesis como a un fresco antiguo e inmóvil, una colección de datos históricos en forma de novela. También se puede, pero sería desaprovecharla un poco. 

Artemisia de Caria (Foto: Wikipedia)



¿Siendo hombre es más complicado ponerse en la piel de una mujer para reflejar sus pensamientos, sus sensaciones, sus emociones…?

 Más de lo que pensaba a priori. Hay detalles convencionales que nos pasan inadvertidos a los unos (y, curiosamente, también a muchas de las otras) porque los tenemos grabados a fuego. Por fortuna vivo rodeado de mujeres. La visión crítica de mi hija, Yaiza, me ha ayudado mucho a cambiar matices en el personaje.

¿Cómo hace Sebastián Roa para relatar hechos históricos de forma entretenida y que enganchen a cualquier público?

Creo que una de las claves es no escribir novela histórica como si fuera un tipo especial de novela. Cuando se carga demasiado el contexto temporal y se descuidan los aspectos esenciales de la ficción, se corre el riesgo de escribir un ladrillo. Muy didáctico, pero ladrillo. Hemos de convencernos de que la novela histórica no es un género de segunda, ni conformarnos simplemente con entretener y enganchar. Esas son estrategias formales y, lo reconozco, necesarias; pero lo que deja poso es la profundidad literaria. 

Portada de Némesis


Razones para leer Némesis

Si quieres conocer de cerca la osadía de esta fémina, desde una perspectiva humana y a la par fiel a los hechos, te aconsejo que leas esta novela histórica. No solo descubrirás un acontecimiento real, sino que disfrutarás del mismo a lo largo de una lectura entretenida (doy fe de ello) y podrás adentrarte en los entresijos del Imperio persa del siglo V a.C. Esta es la época en la que se desarrollan los acontecimientos, cuando una joven Artemisia de Caria se enfrenta al gobierno de Halicarnaso, ciudad leal a los persas, por imperativos del destino.

Su misión será redimir el nombre de su familia y para ello deberá encontrar al que lo originó todo: un marino ateniense que navega en un siniestro trirreme negro llamado Taurus. Pero, ella no se detendrá y como experta navegante recorrerá islas, bahías y puertos de mar Egeo, desde Asia hasta Europa. En ese camino se dará cuenta de si tiene la fuerza y la voluntad suficientes para alcanzar su objetivo. ¿Lo conseguirá? Puedes saber el desenlace en las poco más de 500 páginas de esta entretenida y apasionante novela de Sebastian Roa. 

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario