"Solo pierde quien deja de intentar"

Busca entradas

3 de marzo de 2021

Sara Chapman nos explica cómo se utiliza su masajeador facial 'The Facialift'

 La experta facial londinense Sara Chapman ha lanzado recientemente un masajeador facial llamado The Facialift. Este instrumento facial recrea mítico protocolo para rostro Skinesis de su clínica de Londres, y ya se han apuntado a él muchas famosas como Jennifer Aniston, Victoria Beckham, Liv Tyler o Megan Markle. Así pues, para conocer cómo funciona y cómo debe utilizarse, hemos entrevistado directamente a su creadora. 

 

The Facialift cómo funciona

 

¿Qué aporta este producto respecto a otros masajeadores faciales?

Como experta facial, veo los resultados de tratamientos específicos de primera mano en mi Clínica Skinesis. Desarrollé y refiné mi técnica de masaje de gimnasia a lo largo del tiempo, basada en los efectos visibles que observé en lo que ciertos movimientos ofrecen. El diseño de The Facialift se inspiró directamente en esto – quería que el dispositivo se acercase lo más posible a replicar uno de mis faciales clínicos en casa. También quería que The Facialift fuera extremadamente fácil de usar, y, como el dispositivo no utiliza ninguna corriente eléctrica, es adecuado para todo el mundo.

¿Los cabezales y nódulos de masaje en los que se basa el aparato (su forma y el hecho de que rueden), se sustentan en algún principio científico o alguna teoría que muestre la acción del movimiento?

Los ocho cabezales de masaje con 48 nódulos han sido diseñados específicamente para replicar los movimientos de las manos de nuestros terapeutas mientras realizan nuestro exclusivo masaje; aplicar la presión firme que es clave para levantar, aliviar la tensión muscular y drenar toxinas y exceso de líquido. El mango, con su extremo redondeado plano, imita las yemas de los dedos de uno de nuestros terapeutas Skinesis, y se puede utilizar para tocar suavemente las áreas óseas y el contorno del ojo a lo largo de la espiga para des-puff y aumentar los niveles de oxígeno.

Uno de los beneficios es que puede prevenir la formación de acné en la zona de la barbilla ¿Cómo actúa para conseguir este efecto?

The Facialift estimula el drenaje de líquidos hacia los ganglios linfáticos, acelerando la capacidad de la piel para eliminar las toxinas, lo que puede ayudar a descomponer los bloqueos y suavizar los bultos y protuberancias debajo de la superficie de la piel para una tez más suave y clara.

Es posible usarlo tanto después de aplicarnos nuestros tratamientos como antes, ¿cuándo es mejor utilizarlo?

Lo ideal es aplicar un elixir o limpiador antes de usar The Facialift. Los movimientos de masaje ayudarán a empujar su fórmula de cuidado de la piel más profundamente en la piel, para efectos mejorados. 

¿Con qué frecuencia se debe usar?

Recomiendo usar The Facialift una vez al día. Sin embargo, el dispositivo se puede utilizar con la mayor regularidad que se desee durante todo el día para esculpir, descongestionar, iluminar, y aliviar la tensión muscular.

¿Cuánto tiempo lleva aplicarlo?

Recomendamos seguir una serie de tres movimientos sugeridos seis veces para un masaje facial en casa. No hay un marco de tiempo establecido para esto, y puedes repetir los movimientos tantas veces como quieras para crear una rutina personalizada para mejorar la piel.

¿Qué beneficios aporta The Facialift?

El masaje que proporciona resulta inmejorable pues ofrece una función óptima para la piel, aumenta el brillo y revitaliza la piel cansada. Mejora la circulación, lo que ayuda a oxigenar las células de la piel, drena eficazmente las toxinas y minimiza la hinchazón y los brotes. Oxigenar la piel también ayuda al rendimiento celular, ya que si una célula de fibroblastos es estimulada y alimentada con nutrientes y oxígeno, producirá más colágeno, y se conseguirá una piel más firme y flexible. Realmente The Facialift permite experimentar un masaje de estilo clínico en casa, lo que no está mal teniendo en cuenta que muchos de nosotros no podemos disfrutar de tratamientos faciales profesionales en clínicas especializadas.

Protocolo Skinesis con The Facialift en cuatro pasos

  1. Coloca The Facialift sobre la barbilla, y deslízalo presionando ligeramente para que se mueva a lo largo de la mandíbula y llegar hasta la zona inferior de la oreja.
  2. Desliza The Facialift, presionando ligeramente de nuevo desde la mejilla hacia la oreja. Una vez tratada esta zona, Sarah Chapman no recomienda subir el dispositivo más arriba del hueso de la mejilla ya que la zona del contorno ocular es muy delicada.
  3. Mueve The Facialift por ambos lados del cuello, siempre con una presión leve. Intenta deslizarlo sin tocar la nuez para que el protocolo sea más agradable.
  4. Mantén los rodillos juntos y usa el disco plano situado en el mango de The Facialift, golpea suavemente todo el rostro y el contorno de los ojos para aumentar el flujo sanguíneo. Con 30 segundos será más que suficiente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario