"Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre de labios de una mujer"
Antonio Machado

31 de octubre de 2022

Las curiosidades del cementerio ficticio de Sad Hill en Burgos donde se rodó 'El bueno, el feo y el malo'

El cementerio ficticio de Sad Hill se halla en el término municipal de Santo Domingo de Silos en Burgos. Se construyó durante el verano de 1966 para el rodaje de la última escena de “El bueno, el feo y el malo”, del italiano Sergio Leone. Hoy en día, este sitio se puede visitar debido a la Asociación Cultural Sad Hill, que organiza entre otros actos visitas teatralizadas.


Cementerio de Sad Hill

 

Los actores Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee  Van Cleef protagonizan un emocionante duelo a tres en este cementerio ficticio de Sad Hill o Colina Triste. Las imágenes tienen como telón de fondo la banda sonora de Enrio Morricone. Una melodía que seguro has escuchado más de una vez.

Así pues en este escenario burgalés se rueda la escena cumbre de la película El bueno, el feo y el malo, un clásico del oeste. Los protagonistas que se reúnen en el cementerio buscan hacerse con los 200.000 dólares que están enterrados en una de las tumbas.

El lugar se halla en el Valle de Mirandilla, ubicado en Burgos, entre las localidades de Contreras y Santo Domingo de Silos. Para llegar hasta él basta con llegar al pueblo de Santo Domingo de Silos y seguir las indicaciones hacia el cementerio de Sad Hill. Se trata de un camino terroso que conduce hasta un parking ubicado justo a la puerta de este escenario. 

 

Tumbas de Sad Hill

 

Más de 5.000 tumbas

Tal y como se expone en un panel explicativo al inicio del cementero, el set todavía visible se rescató en 2015 gracias a la Asociación Cultural Sad Hill y se recuperó según los diseños del escenógrafo Carlo Simi en solo tres días por 250 soldados del ejército español. En concreto, se recrea un cementero circular con más de 5.000 tumbas dispuestas en un sistema de círculos concéntricos y radios rodeando una plazoleta central empedrada de 30 metros donde se desarrolla el clímax de la trama.

Durante el verano de 1966 gran parte de la comarca burgalesa situada entre Salas de los Infantes y  Covarrubias se transformó en el oeste americano para acoger el rodaje del largometraje de El bueno, el feo y el malo.

El paisaje de sabinares agrestes y calizos de la Peña de Carazo y el Valle de Arlanza cautivó al director y a su equipo para transformarlo por su similitud en escenarios naturales de Nuevo México y el Río Grande en la zona de Santa Fe y Glorieta Pass

 

Árbol del ahorcado en Sad Hill

Sergio Leone es una figura singular entre los cineastas de la posguerra italiana. Su nombre está vinculado al western en su versión italiana y que él contribuyó a ennoblecer. Algunas de sus películas estrenadas en los años 60 son las siguientes: Por un puñado de dólares (1964), La muerte tenía un precio (1965), El bueno, el feo y el malo (1966) y Hasta que llegó su hora (1968). Se trata de películas que han trascendido el paso del tiempo y que han servido como inspiración de gran variedad de actores posteriormente.

Las interpretaciones de Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef son excepcionales. Además, la película posee dos secuencias cumbre en la filmografía de Leone y que se estudian en las escuelas de cine de todo el mundo. Una es cuando "Tuco" descubre el cementerio de Sad Hill donde las imágenes en círculo se acompañan del tema El éxtasis del oro, de Ennio Morricone y la otra es el Triello, el duelo a tres en el gigantesco cementerio que pone máxima tensión a protagonistas y espectadores. Las imágenes de esta escena se montaron como en un videoclip al ritmo de la banda sonora de Morricone que va in crescendo hasta el final.


No hay comentarios :

Publicar un comentario