viernes, 9 de agosto de 2013

Ejercicios fáciles contra la celulitis

piernas sin celulitis


La celulitis es un problema que preocupa a las mujeres, pero a la hora de la verdad muy pocas reconocen tomar las medidas necesarias para combatirla. Un estudio realizado por la marca cosmética ThioCamp, así lo explica. Su análisis refleja que el 32,5 por ciento afirma no hacer nada para prevenir la celulitis, y sólo el 26,4 por ciento asegura que intenta combatirla durante todo el año.

Tal vez al ser un problema de difícil solución se tienda a tirar al toalla, sin embargo con un poco de empeño se pueden obtener beneficios. Dicen los expertos que aunque acabar con ella por completo es complicado, una combinación de hábitos saludables contribuye, al menos, a experimentar una mejoría.
En mi opinión la práctica de ejercicio físico de forma continua y regular disminuye su presencia. No obstante, hay que tener muy claro que si se desean obtener resultados se han de realizar ejercicios que propicien la tonificación muscular de piernas y glúteos,
Tras diversas consultas en foros y a expertos, he sacado la conclusión de que realmente no es necesario machacarse en un gimnasio si se desean obtener resultados.
En primer lugar, existen una serie de deportes económicos que ayudan a mantener esa tonificación y que están al alcance de cualquiera:

Correr o andar
Nadar
Montar en bici

Patinar

Para este último se necesitan más nociones, pero si te animas dicen que es una actividad excelente contra la celulitis.
Respecto a los otros tres se pueden ir combinando a lo largo de la semana con una serie de ejercicios que es posible hacer tranquilamente en casa, eso sí, recordando que antes o después de practicarlos debes calentar unos 5-10 minutos con el objeto de evitar lesiones.
Te describo los ejercicios más básicos que he podido recopilar:

De pie


Sentadillas
sentadillas celulitis



Fortalecen la zona interior de los muslos.
Los pies han de situarse paralelos a los hombros y el abdomen hacia dentro y bien duro para evitar problemas en la zona lumbar. Después, se trata de flexionar ligeramente el tronco hacia abajo y quedarse como a medias de sentarse. Los brazos se pueden extender hacia delante a la par que se baja y devolverlos a la posición inicial al subir. No obstante, también es posible dejarlos quietos paralelos al cuerpo.
Este movimiento se ha de repetir varias veces, y con el tiempo se deberá ir aumentando la intensidad.
Se trata de subir y bajar repetidamente, aunque si se quiere variar el ejercicio se recomienda hacer varios rebotes en la posición de sentadilla, es decir, cuando se está con las piernas flexionadas, rebotar continuamente sin llegar a elevarse del todo.



De puntillas

Caminar de puntillas o, quietas, con los pies paralelos a los hombros, elevarse y quedarse de puntillas unos segundos, para después volver a la posición inicial. Hacer varias repeticiones.



Piernas
ejercicio fácil contra la celulitis


Apoyadas con la mano izquierda en una barra o sujeta a la pared, las piernas ligeramente separadas, vientre adentro y sin presionar la espalda, elevar la pierna derecha hacia delante con el piel mirando de frente y volverla a bajar lentamente sin llegar a tocar el suelo, alcanzado la postura del inicio (este ejercicio también se puede hacer subiendo la pierna laterlamente). Repetir.
Después, lanzar esa misma pierna recta hacia atrás y subirla ligeramente con el piel en punta. Rebotar las veces que se considere.
A continuación, cambiar de lado y probar con la pierna izquierda.



Sentada


Medio puente
medio puente


Esta postura es la que se conoce como medio puente de yoga. Te tienes que tumbar y flexionar las rodillas. Has de apoyar bien la espalda y los hombros al suelo. Para ello, mete la tripa hacia dentro evitando así que se forme una curvatura en esa zona con respecto al suelo, estira el cuello y relaja los hombros. Acto seguido deberás elevar a la vez, glúteos y piernas lentamente, inspirando el aire, hasta quedarte exclusivamente con la cabeza apoyada en el suelo. Después, bajar lentamente, expirando,  hasta volver a la posición inicial.



Piernas
piernas sin celulitis


Te colocas apoyándote en el suelo con rodillas y manos sobre éste, como si fueras un mamífero de cuatro patas. Trata de impedir que la espalda se te hunda hacia abajo formado una leve “u”. Si no quieres que te suceda esto, mete un pelín la tripa, coordinando la respiración normal. Después con el piel hacia dentro eleva la pierna derecha y colócala a la altura del glúteo. A continuación elévala ligeramente por encima y vuelve a la posición inicial. Repite varias veces alternando las piernas. 

En esta posición, puedes combinar varios ejercicios: dobla la pierna como si fuera una ele y desde la altura de los glúteos haz pequeñas elevaciones en rebote hacia arriba.

movimiento de piernas



Tumbada completamente de lado con las piernas en parelelo, eleva la pierna derecha ligeramente, sin sobrepasar el hombro. Vuelva a bajar sin llegar a toca la otra extremidad inmóvil y repite varias veces. Puedes prolongar el ejercicio manteniendo la pierna arriba, a la altura de los hombros, y hacer pequeños rebotes. Luego, repite con la otra pierna.


tumbada movimiento lateral de piernas



No hay comentarios :

Publicar un comentario