martes, 29 de octubre de 2013

Ictus, síntomas y prevención



Día Mundial del Ictus (29 de Octubre)

 

El ictus afecta anualmente en España a 130.000 personas y 39.000 mueren por su causa. Además, el envejecimiento de la población está contribuyendo a un ligero ascenso en su incidencia, ya que las tasas se multiplican por 10 en mayores de 75 años. Según Carmen Aleix, presidenta de la Federación Española de Ictus (FEI) “es la primera causa de muerte de la mujer y la segunda en el hombre”.


¿Qué es?


Según se explica en la página web de la  FEI, “el ictus es una enfermedad cerebrovascular que se produce por la disminución u obstrucción del flujo sanguíneo. La sangre no llega al cerebro en la cantidad necesaria y, como consecuencia, las células nerviosas no reciben oxígeno, dejando de funcionar. Al ictus también se le conoce como Accidente Cerebro Vascular (ACV), embolia o trombosis.”

Síntomas


El doctor Jaime Gállego, coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV) y jefe del Servicio de Neurología del Complejo Hospitalario de Navarra, explica que “las principales señales de alarma son la pérdida de fuerza de la mitad del cuerpo, trastorno repentino del lenguaje, pérdida de sensibilidad, pérdida de visión en uno o ambos ojos, pérdida brusca de la estabilidad y del equilibrio, y dolor de cabeza intensa. “
Es fundamental que la actuación ante los síntomas sea rápida para que los expertos sanitarios activen el Código Ictus y procedan al traslado del enfermo a un centro hospitalario debidamente preparado. Se debe continuar con el proceso aunque los síntomas desaparezcan.”

Prevención


“Si se controlan los factores de riesgo, como son la hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardíacas, apnea del sueño, obesidad y hábitos de vida nocivos, entre otros, se podrían evitar hasta el 80% de los casos”, sostiene Gállego.

Actualidad


Los expertos aseguran que la mortalidad por ictus y las secuelas del mismo se ha reducido gracias a un mayor conocimiento de la enfermedad, a las medidas más eficaces de prevención, a la implantación del código ictus (atención y tratamiento urgente por neurólogos con experiencia en enfermedades cerebrovasculares en Unidades de Ictus), y finalmente al tratamiento preventivo y rehabilitador.
No obstante, desde la FEI denuncian que “algunas Administraciones han cerrado Unidades de Ictus en los hospitales en los últimos meses y otras las mantienen con el personal mínimo, por lo que no todos los pacientes reciben la rehabilitación hospitalaria necesaria y son dados de alta antes de tiempo.”



No hay comentarios :

Publicar un comentario