miércoles, 27 de noviembre de 2013

¿Para qué sirve el drenaje linfático?



masaje de drenaje linfático

Siempre he sentido curiosidad por saber en qué consiste el masaje de drenaje linfático, por eso para enterarme bien y poder hablar de ello he consultado con una profesional para que me explique su utilidad y en qué se basa.
En esta ocasión he contado con la colaboración de MªJoséSanz, profesional de estética que regenta un centro de belleza propio en Madrid, y que cuenta con detalle los entresijos de esta técnica.

Antes de detallar en qué consiste este masaje, primero hemos de saber qué es el sistema lifántico.

En primer lugar hemos de tener en cuenta que el aparato circulatorio está formado por dos sistemas: el cardiovascular y el linfático. El primero, se encarga de hacer circular la sangre por todo el cuerpo; y el sistema linfático distribuye la linfa unidireccionalmente, desde los órganos al corazón.

¿Qué es la linfa?

La linfa es la encargada de aportar oxígeno y nutrientes a las células, y recoger de estas los productos metabólicos de deshecho y las toxinas. Por ello, el sistema linfático funciona como aparato de depuración o limpieza, y como sistema de protección y defensa del organismo.

¿Qué ocurre cuando el sistema linfático no funciona correctamente?

En algunas personas se produce una circulación defectuosa de la linfa por cuestiones genéticas, problemas de circulación venosa de retorno, sedentarismo, escasa ingesta de líquidos…, y esto se traduce en una alteración de la silueta que se puede manifestar de diferentes maneras:
  • Aparición de edemas (inflamaciones, especialmente en tobillos, parte superior de rodillas, y a veces, en los muslos): surgen por la ralentización de líquidos a consecuencia de la circulación defectuosa.
  • Sensación de piernas cansadas.
  • Celulitis.
  • Alteraciones en el peso y mayor probabilidad de obesidad.

El masaje

El masaje de drenaje linfático manual es una de las opciones más completas para abordar este problema. “Es un masaje muy leve que favorece la activación del líquido intersicial o líquido tisular (el líquido contenido en el intersticio o espacio entre las células) y, en general, del flujo linfático. Provoca un efecto sedante y relajante, facilita la eliminación de productos de desecho y regula el tono muscular”, explica Sanz.
La experta añade que esta técnica manual se puede combinar con presoterapia, un sistema de compresión mecánica que actúa sobre el abdomen y las extremidades inferiores, con una acción directa sobre el sistema linfático y venoso.
El masaje dura una hora y cuesta 60 euros, y la presoterapia se suele ofrecen en bonos de 10 sesiones, a 250 euros, sin embargo se realiza en 30 minutos. Generalmente, como ambos métodos son complementarios se suelen combinar consiguiendo así un ahorro de tiempo y dinero.

Para el acné y la rosácea

En menor medida, el drenaje linfático manual se usa en tratamientos faciales que abordan problemas como el acné o la rosácea. Ambas imperfecciones son toxinas del organismo, por lo que un masaje de drenaje linfático centrado en rostro y cuello puede mejorar tanto el acné como calmar y relajar los capilares, atenuando las rojeces en el caso de la rosácea. Requieren de un tratamiento continuo combinado con cosmética, y el precio oscila entre los 20 y 30 euros.

Embarazadas

La alteración hormonal que se genera durante el embarazo ralentiza normalmente la circulación sanguínea y linfática, por ello tanto el drenaje linfático manual como la presoterapia se recomiendan ya sea para prevenir posteriores problemas como para tratarlos en el caso de que se presentaran. No hay que olvidar que en este estado son muy frecuentes la aparición de edemas en rodillas y tobillos. 


Otros masajesMasajes para runners

 

2 comentarios :

  1. Muchas gracias por tu articulo Teresa, saludos

    ResponderEliminar
  2. Espero que haya servido de utilidad a quienes estén interesados en este tipo de masajes. Gracias.

    ResponderEliminar