miércoles, 7 de enero de 2015

Hoy empiezan las rebajas

empiezan las rebajas

Dos veces al año decimos esta maravillosa frase: Hoy empiezan las rebajas. El 7 de enero, suele ser la fecha oficial del inicio de las primeras rebajas del año en todos los establecimientos, aunque algunos comercios ya ofrecen descuentos antes de este día con el fin de fomentar las compras navideñas... Pero, hoy, de verdad, empiezan las rebajas en todas las cadenas de ropa. 

La otra gran fecha es las rebajas de verano, pero ahora nos interesan las promociones invernales.

¿Cuál es el mejor consejo para no comprar de forma compulsiva? Dicen los expertos que llevar dinero en efectivo ayuda mucho, pues si queremos establecer un tope a nuestras compras, es más fácil hacer un control si dejamos la tarjeta en casa y sólo nos llevamos la cantidad que verdaderamente necesitamos gastar.

Aunque lo ideal no es gastar por gastar sino aprovechar las rebajas para hacernos con aquella prenda que realmente nos hace falta. Ahora es buen momento para comprar pijamas, ropa interior, calcetines...., es decir, prendas que siempre necesitamos y que ahora están en su mejor precio. También es buen momento para mirar complementos: bolsos, pañuelos, etc. 

Algunas madres aprovechan las promociones y compran ropa para la siguiente temporada, de modo que al llegar de nuevo el invierno sus hijos ya están abrigados y encima habiéndose ahorrado unos euros. Es decir, son previsoras, aunque no hay que olvidar que los niños crecen rápidamente y de un año para otro la ropa no les vale.

El primer día de rebajas las colas son interminables, tanto en los probadores como en las cajas, así que debes armarte de paciencia. Puedes llevarte las prendas sin probar para ahorrarte la cola del probador, sobre todo en aquellos comercios donde las devoluciones no requieren grandes complicaciones. 

Otra alternativa es acudir a las tiendas online. En estos sites suele haber promociones siempre, pero en las rebajas de enero también hay ofertas específicas. Sólo tienes que echar un vistazo.

Fíjate bien en los descuentos: si merecen la pena, si las prendas son actuales o de stock (esto no es lo correcto, pero en algunos sitios lo hacen), si en la etiqueta aparece indicado el precio original y el de oferta y, sobre todo, que no se te olvide que los productos rebajados están sometidos a la misma política de devoluciones que cualquier otra prenda de la tienda. Y ya está, si te apetece darte un capricho y comprarte un vestido, una falda, un pantalón, o lo que se tercie, no te lo pienses, y aprovecha las rebajas de enero.

No hay comentarios :

Publicar un comentario