miércoles, 16 de diciembre de 2015

¿Es una opción regalar mascotas en Navidad?




Regalar un perro o un gato por Navidad es algo común porque suele aparecer como uno de los deseos que los niños escriben en la carta de Papá Noel o de los Reyes Magos. Por este motivo, la Fundación Affinity, entidad privada sin ánimo de lucro que vela por el cuidado de las mascotas, ha lanzado una nota de prensa para concienciar a la sociedad de que antes de regalar una mascota es necesario hacer una “reflexión previa”. 



Según el estudio Juntos Crecemos Mejor 2015 de la Cátedra Fundación Affinity, el 50% de los niños españoles reconoce haber pedido un perro o un gato a los Reyes Magos o Papá Noel. No obstante, esto no quiere decir que los más pequeños de la casa no saben lo que piden, ya que el  98% de los niños asegura tener claro que los animales no son juguetes. 


El II Análisis Científico de la Fundación Affinity sobre el vínculo entre personas y animales de compañía, expone que en un 60% de los casos los niños asocian al perro o gato con un ‘compañero de actividades y juegos’ e incluso, 8 de cada 10 niños de entre 9 y 12 años prefieren jugar con su gato o su perro antes que con videojuegos. 


Además, para uno de cada dos niños el animal, después de sus padres, representa la principal fuente de apoyo emocional, ayudándoles a superar sensaciones de miedo o tristeza, y es a ellos a quienes recurren los más pequeños a la hora de encontrar alivio en situaciones desfavorables. 


Destaca también la percepción que los niños tienen de su relación con la mascota; el primer concepto que asocia la mayoría es el de ‘cuidar’, seguido por ‘jugar’ y ‘alimentar’. De esta forma, el estudio subraya los valores de responsabilidad que los animales de compañía transmiten a la población infantil.


A pesar de todo ello el  “Estudio Fundación Affinity sobre el Abandono y la Adopción”,  muestra que un tercio de los perros que hoy están en un centro de acogida llegaron a su casa en forma de regalo.


Por todo ello Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity,  lanza este mensaje a los progenitores: “Sería ideal que los padres trasladaran el mensaje a sus hijos de que incorporar un animal al entorno familiar merece una reflexión por parte de todos y que no deberíamos dejarlo en manos de la bondad de los Reyes Magos”. 


Antes de compartir la vida con un perro o un gato, es importante reflexionar y tener en cuenta una serie de aspectos clave para que la duración sea estable y duradera:  


1.   Compromiso. La vida media de un perro es de 12 años y la de un gato de 15. Si queremos incorporar un animal de compañía en nuestra vida, hemos de analizar nuestros hábitos de vida y estudiar de qué manera lo vamos a integrar en ella.



2.   Decisión y reflexión.  Pensarlo bien antes y no comprar por impulso o por el simple hecho de que nuestro hijo lo haya incluido en la carta de los Reyes Magos.



3.    Aprendizaje e Información. Aprender cuáles son las necesidades y cuidados del animal, los gastos que puede conllevar, las obligaciones que suponen, etc. Y estar dispuestos a asumirlas. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario