miércoles, 2 de marzo de 2016

Opinión de la novela Euforia de Lily King: una amalgama entre antropología, amor y reflexión vital



Euforia ha llegado a mis manos gracias a la gentileza de la editorial Malpaso, que me ofreció la posibilidad de leer esta novela y compartir mis impresiones con los internautas. No conocía a la autora, Lily King, que casualmente se apellida igual que yo, sólo que en inglés. Esta norteamericana es autora de otras tres novelas más que también gozan de muy buena crítica, y que se han traducido a diferentes lenguas.
Su última creación, Euforia, narra la historia de tres antropólogos que acabarán involucrados en un trío amoroso, una situación que irá in crescendo a medida que avanza la historia. Los sentimientos más íntimos se entremezclan con el trabajo de campo que realizan por un lado Nell y Fen, el matrimonio de antropólogos protagonista, y por otro, Andrew Bankson, el antropólogo ermitaño que lleva dos años investigando en soledad a una tribu de Nueva Guinea. Sus historias personales van mostrándose a medida que se desarrolla el relato y sus personalidades se configuran en sintonía con el hilo narrativo. 


Portada de Euforia de Malpaso


Vamos conociendo a los personajes a través de las impresiones de dos de ellos: Nell y Bankson, y principalmente de éste segundo, que nos cuenta su historia personal y su idilio amoroso, bajo su particular prisma. De Nell recibiremos también impresiones, que se intercalan en los capítulos en forma de anotaciones, las que va recogiendo en su labor de antropóloga y en la que se le escapan aspectos íntimos.
A lo largo de la novela se van planteando cuestiones profundas, como el abismo que existe entre la forma de vida de las tribus de Nueva Guinea y la civilización. Se profundiza en la interpretación que se hace por parte de las sociedades desarrolladas, especialmente de la neoyorkina, que es de donde procede el matrimonio. Se debate sobre la labor que hacen los antropólogos en la primera mitad del siglo XX, época en la que se desarrolla el relato, pero sin llegar al tedio, ya que se reflexiona sobre aspectos esenciales de la vida y por tanto de interés universal.
King parte de una vida real, la de la antropóloga estadounidense Margaret Mead, pero la trama es ficticia, al igual que las tribus que menciona, aunque estén basadas en asentamientos humanos auténticos. Sin embargo, estas licencias que se permite la autora no minusvaloran su creación ni se pierde un atisbo de realismo. Sentimientos humanos muy profundos envuelven a esta historia cuyo interés va creciendo a medida que pasamos página.
Por último, y al margen de la calidad literaria, quiero resaltar la encuadernación, original por el lomo de las páginas que pintadas de negro resaltan sobre el naranja de las tapas, y que le confieren un toque elegante que denota el cuidado especial de la encuadernación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario