Ir al contenido principal

El fármaco para adelgazar Mounjaro ya está en España

Mounjaro (tirzepatida), el medicamento de Lilly para tratar la diabetes de tipo 2 (DM2) o para el control del peso en personas con obesidad, ya está disponible en España. Este fármaco, de administración subcutánea semanal, estará disponible a partir del próximo 1 de julio en las farmacias españolas, siempre bajo prescripción médica, con las dosis de 5 y 10 mg. 

Mounjaro adelgazar

¿Para qué se usa Mounjaro?

Tirzepatida ha sido aprobada para dos indicaciones. Por un lado, como tratamiento de la DM2 y, por otro, para el control del peso en personas con sobrepeso con un índice de masa corporal (IMC) >27kg/m2 y, al menos, una complicación derivada del exceso de peso, o con obesidad (IMC >30 kg/m2)1.

Se trata del primer fármaco de una nueva familia terapéutica que actúa sobre los receptores GIP y GLP-1. Su mecanismo de acción, además de favorecer el control glucémico, hace que disminuya el apetito, aumente la sensación de saciedad y se reduzca el exceso de grasa, incluida la grasa visceral en el perímetro de la cintura4. Además, en las personas con DM2, mejora el control glucémico a través de múltiples mecanismos que incluyen mayor secreción de insulina, menor secreción de glucagón y una mejor sensibilidad a la insulina. 

Se trata del primer fármaco de una nueva familia terapéutica que actúa sobre los receptores GIP y GLP-1


En los estudios clínicos realizados en personas con DM2, tirzepatida ha demostrado un buen control glucémico (hasta el 87% de los pacientes alcanzó niveles de hemoglobina glicada (HbA1c) de 6,5% o inferiores en comparación con el 66,2% de los tratados con semaglutida 1mg), e incluso alrededor del 50% alcanza niveles similares a los de una persona sin diabetes (HbA1c ≤5,7%) frente al 19,7% que lo consigue con semaglutida1,2, con pérdidas de peso de media de hasta 12,4kg con tirzepatida frente a 6,2kg con semaglutida, todo ello con un perfil de seguridad favorable.

Presentación de Mounjaro en España

En personas con sobrepeso y obesidad sin diabetes, tirzepatida mostró una reducción de peso media de hasta el 22,5% (23,6 kg) a la semana 72 y, además, 4 de cada 10 pacientes consiguieron una pérdida de peso igual o superior al 25%1,4. Todo ello con una elevada tasa de respuesta: el 96% de los pacientes lograron una reducción igual o superior al 5% al cabo de 72 semanas de tratamiento.

Los datos de la investigación han objetivado efectos beneficiosos sobre diferentes factores de riesgo cardiovascular, aunque los resultados específicos de los efectos cardiovasculares se conocerán más adelante”, indica el doctor Javier Escalada, presidente de la Fundación de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (FSEEN)

Para diabetes tipo 2

Tirzepatida es la primera molécula en su clase terapéutica aprobada para el tratamiento de la DM2 cuando no se logra un control suficiente solo con dieta y ejercicio, y ha demostrado una reducción de HbA1c y peso superior a tratamientos de otras clases terapéuticas (incluyendo agonistas del receptor de GLP-1) en todas las dosis estudiadas.

Mounjaro para adelgazar

El uso de tirzepatida como tratamiento para el control del peso en adultos con sobrepeso con IMC >27kg/m2 y, al menos, una complicación relacionada con el peso, o con obesidad (IMC >30 kg/m2) se ha estudiado en el programa clínico Surmount.

Además del control del peso ya señalado, se observa un beneficio en parámetros cardiometabólicos clave, generando reducciones del perímetro de cintura que van de 14,6 a 19,9 cm, reducciones de los triglicéridos (24,3 – 31,4%), disminución de la tensión arterial (tanto sistólica como diastólica) y un impacto positivo en los niveles de colesterol (con mejorías en el HDL y reducciones en LDL)1,4.

Pérdidas de peso iguales o superiores al 15% se asocian con una reducción del riesgo de mortalidad cardiovascular y con beneficios en complicaciones relacionadas con el exceso de peso, como han concluido diferentes revisiones médicas. 

Adelgazar con Mounjaro

El impacto de la obesidad

Como recuerda la doctora Mar Malagón, presidenta de la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO), “la obesidad es una enfermedad crónica recidivante que afecta a más del 18% de la población adulta en España. La evidencia científica pone de manifiesto que se trata de una enfermedad compleja y multifactorial, en la que influyen desde factores biológicos y genéticos hasta factores socioeconómicos y ambientales o las horas de sueño. La investigación ha sido también fundamental para identificar los factores intrínsecos que regulan la ingesta y el peso corporal, lo que ha servido de base para el desarrollo de compuestos con utilidad terapéutica que abren una puerta de optimismo para las personas que sufren esta enfermedad”.

Además, las personas con obesidad presentan mayor riesgo de sufrir más de 200 complicaciones como “enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, alteraciones lipídicas, enfermedad metabólica hepática (primera causa de cirrosis en nuestro país), así como varias patologías respiratorias crónicas, infertilidad, sin olvidar cánceres muy prevalentes: mama, colorrectal, riñón, hígado, ovario, etc.”, añade el doctor Alfredo Michán Doña, especialista en Medicina Interna y coordinador del grupo de Diabetes, Obesidad y Nutrición de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). 

Obesidad Mounjaro

La obesidad incrementa el riesgo de muerte prematura.
El experto subraya que “el conocimiento de su abordaje y su tratamiento es imprescindible para todo médico clínico”, ya que, además, la obesidad incrementa el riesgo de muerte prematura y en comparación con los adultos con un peso saludable, las personas con obesidad tienen 12 veces más riesgo de desarrollar 4 o más enfermedades relacionadas.

El doctor José Antonio Sacristán, director médico de Lilly España, ha hecho las siguientes declaraciones: “Estamos muy orgullosos de la participación de España en los programas de investigación clínica de Tirzepatida. De los más de 10.000 pacientes que han participado en el desarrollo clínico de Tirzepatida, en España han participado 95 centros (35 de ellos en los estudios de obesidad) y 1.128 pacientes, lo que refleja la enorme calidad de nuestro sistema sanitario y de los investigadores españoles”.










Comentarios