miércoles, 22 de mayo de 2013

El 'peeling' o la ropa, ¿previenen el cáncer de piel?



peeling cáncer de piel

Hace un tiempo que se comenta, se habla y se publican noticias acerca de que los peelings pueden ser una alternativa para protegerse del cáncer de piel, sin embargo para saber qué hay de verdad en todo esto Clavesdemujer ha querido preguntar a un experto escogiendo como fecha un día tan especial como el 22 de mayo, Día del Euromelanoma. La respuesta me la ha dado el doctor Leandro Martínez-Pilar, coordinador de la Unidad de Dermatología del Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).
El dermatólogo explica que el término peeling viene del inglés y su traducción literal es “pelar”. Y esto es básicamente lo que hace dicha técnica estética, “pela la piel”, la “rejuvenece”, por ello se suele emplear dentro de los tratamientos antienvejecimiento. Además, se realiza de distintas maneras (hay peelings químicos, mecánicos, de láser), y se aplica a diferentes profundidades (no olvidemos que la piel tiene varias capas, de ahí esa variación a la hora de penetrar más o menos algo que vendrá determinado por el trastorno que se deba abordar).


En su relación con el cáncer de piel, “lo que, por el momento, se puede decir de este método es que como genera una renovación de la piel los posibles envoltorios defectuosos o lesiones precursoras que pueden desencadenar un cáncer logran eliminarse. Además, estimula la proteína p53, una proteína supresora tumoral, esto es, que previene el desarrollo de tumores malignos”.

Sin embargo, Martínez-Pilar, comenta que aunque es cierto que el peeling produce estos beneficios se sabe que el perjuicio ocasionado por la radiación ultravioleta es acumulativo,  por lo que acabar con el resto del daño causado por los rayos UVA conllevaría un régimen de tratamientos basados en peelings, tan elevado que no tendría cabida. 

El especialista es tajante: “El peeling no es un tratamiento para evitar el cáncer de piel, es decir, la idea no es 'me hago uno y después me dedico a tomar el sol todo el tiempo que quiera y a continuación me hago otro y así sucesivamente".

El dermatólogo indica que un ejemplo de personas a las que se podría recomendar este tratamiento en este sentido del que estamos hablando, serían aquellas que debido a su profesión se han visto expuestas al sol en exceso al tener que trabajar al aire libre y tienen acúmulos de queratosis (lesiones en la piel generalmente ocasionadas por esa exposición solar), “ya que además de aportarles ese beneficio antiaging contribuirá a frenar esos estadíos iniciales (las queratosis)”.

La conclusión es, por tanto, que el peeling “además de aportar rejuvenecimiento es un adyuvante para evitar el cáncer de piel”.  


Ropa


Otro de los elementos que cada vez cobra más importancia entre la comunidad
Un paseo por la playa requiere una correcta protección
de expertos como factor de protección es la ropa. No obstante, en la sociedad actual resulta difícil imaginarse que el vestuario se emplee como recurso contra el sol, al menos cuando se está en la playa o la piscina.

Evidentemente hay excepciones y hoy día la ropa se emplea de este modo por cuestiones religiosas, como les ocurre a mujeres de algunos países de creencias musulmanas; por imperiosa necesidad, siendo el caso de Australia a consecuencia de la intensidad de los rayos UVA; o por aspectos de salud, entre otros.

En cualquier caso, se sabe que toda clase de vestimenta protege del sol y el efecto es constante. El grado de protección varía en función del tipo del tejido, el color, el peso y la elasticidad. Así, los vaqueros son excelentes para este cometido, mientras que una camiseta veraniega y fina, es menos aconsejable, cuenta el dermatólogo. 
 
La fotoprotección en la ropa normal es más alta si posee estas características:

Fibras sintéticas (poliéster, lycra, nylon, acrílicos)

Colores oscuros y brillantes

Alta densidad (mejor mezcla de algodón que seda)

Elásticos (ropa ajustada)



Si se quiere mayor efectividad existen colecciones preparadas específicamente para esta protección, de hecho en el ámbito deportivo son muy frecuentes. También hay diseños orientados explícitamente a los niños. 
Estos son algunos links que he encontrado de lugares donde adquirir ropa con protección solar para niños y, en algunos casos, para adultos:


¡Y por supuesto!, tampoco hay que olvidarse de otros complementos como las gafas de sol, el gorro o sombrero, y la crema solar para las partes que queden expuestas: rostro, manos, etc.


No hay comentarios :

Publicar un comentario