miércoles, 5 de junio de 2013

Medio Ambiente y Salud



Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio)


El medio ambiente es todo lo que nos rodea, tiene que ver con el entorno, con el lugar en el que vivimos, en definitiva, con el planeta Tierra. Cuidarlo, por tanto, será crucial si queremos alcanzar cierta calidad de vida, pero ¿lo hacemos? Parece que en los tiempos que corren la nota que la humanidad saca en el desempeño de esta tarea es muy deficiente. Y aunque no se puede generalizar los datos están ahí: la salud se está resintiendo y el medio ambiente tiene mucho que ver.
Principio del formulario

En el primer informe del Observatorio DKV, Salud y Medio Ambiente: Alimentación, Medio Ambiente y Salud, la periodista Adriana Castro apunta que “cada año mueren cinco millones de niños de entre 0 y 14 años por enfermedades relacionadas con el medio ambiente, como consecuencia principalmente de la mala calidad del agua y del aire. En España, la contaminación atmosférica se cobra la vida de 16.000 personas al año, lo que supone cuatro veces más que las producidas en accidentes de trafico”. Final del formulari
Estas informaciones son de hace unos años, pero tal y como va evolucionando el planeta no creo que se haya producido un cambio sustancial. Está demostrado que las alteraciones medio ambientales afectan a los humanos, especialmente a niños, personas mayores y enfermos.


Al hablar de medio ambiente se suele pensar principalmente en contaminación atmosférica, cambio climático…,  y efectivamente todo esto lo engloba, pero hay muchas más cosas que están relacionadas con él. En general, nuestra forma de vida en su conjunto tiene una íntima y constante conexión con él.

Este año el Día Mundial del Medio Ambiente tiene como lema "Piensa. Aliméntate. Ahorra", una campaña que pretende fomentar la reducción de los desechos y las pérdidas de alimentos. Esta cuestión, que a simple vista resulta ajena al medio ambiente, también es importante y cada individuo puede aportar su granito de arena.

Según la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), cada año se desperdician 1,3 billones de toneladas de comida. Esta cifra equivale a la producción alimentaria de todo el África Subsahariana. Al mismo tiempo, una de cada siete personas del planeta se va a la cama hambrienta y más de 20.000 niños de menos de 5 años mueren de hambre cada día.

De esto se desprende que la cantidad de recursos desaprovechados no sólo generan perjuicios en la naturaleza, sino grandes desequilibrios en la población mundial.

Los expertos dan pautas para aprovechar los alimentos a la hora de adquirirlos, como fijarse en las fechas de caducidad, congelar si no se va a consumir inmediatamente, reutilizar las sobras, cocinar lo justo…, pero algunos también recomiendan acogerse a aptitudes que promuevan una alimentación sostenible.  
¿Cómo? La asociación ecologista Amigos de laTierra, resume en una serie de actuaciones el fomento de la sostenibilidad alimentaria:

Elige los productos más respetuosos con la tierra que no usen pesticidas, fertilizantes ni transgénicos.
Compra fruta de temporada y alimentos de tu región o localidad (significa menos transporte).
Come menos carne, el consumo de este tipo de alimentos provoca, en general, un mayor daño al medio ambiente.
Un documento de interés:
Estrategia en materia de medio ambiente y salud de la UE:




No hay comentarios :

Publicar un comentario