viernes, 16 de agosto de 2013

Resfriarse en verano



La posibilidad de resfriarse en verano es más común de lo que se piensa. Un 20 % de los resfriados se producen durante el periodo estival, siendo los cambios bruscos de temperatura una de las causas que los originan. Te ofrecemos unos consejos para evitarlos.

Neumólogos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), recomiendan:
  1. Tener una vida activa realizando ejercicio con regularidad
  2. Dentro de las viviendas, mantener una temperatura entre los 22º y 24º, y una humedad del 30%. 
  3. Evitar los cambios bruscos de temperatura. Para ello, además de vigilar el aire acondicionado tener en cuenta lo fría que pueda estar el agua de piscinas o del mar, y también controlar el exceso de sudoración tras una práctica deportiva intensa. 
Recordar, además:
Los resfriados o constipados suelen durar entre tres días y una semana. Si son frecuentes es mejor consultar con el médico.
Los síntomas son generalmente: dolor de cabeza y cuello, mucosidad, tos, estornudos, falta de apetito y debilidad general. 
No recurrir a los antibióticos, a no ser que los prescriba el doctor.

1 comentario :