Frase para recordar

"Sólo pierde quien deja de intentar"

26 de octubre de 2020

¿Por qué es bueno para las mujeres hacer ejercicio?


Hacer ejercicio con frecuencia es bueno para la salud, tal y como ha demostrado la evidencia científica, y cada cierto tiempo surgen estudios que lo corroboran. Por ejemplo, según el informe Actividad física y ejercicio en la mujer, es “un hecho indiscutible” que la práctica deportiva redunda positivamente en la salud de la mujer. “La actividad física provee beneficios de forma multifactorial con efectos en el sistema inmune, hemostático, autonómico, metabólico y hormonal entre otros, que pueden ser aplicables en las diferentes etapas de la historia fisiológica de la mujer”.

Al mismo tiempo si se hace con regularidad aporta mejoras en las funciones cognitivas y proporciona numerosos aspectos positivos desde un punto de vista psicológico, tal y como se especifica en el documento Mujer y deporte. La salud como meta, editado por Sanitas y la Universidad Camilo José Cela.

Beneficios deporte salud mujer

 

Bueno para el corazón

Un estudio realizado por la Universidad de Oxford (Reino Unido), demostró que las mujeres de mediana edad que practican de forma regular alguna actividad deportiva pueden ver reducido el riesgo de sufrir patologías cardíacas, ictus y trombosis. 

La investifación se realizó a mujeres inglesas de unos 56 años de edad de media y sanas. Su conclusión es interesante: si se efectúa una actividad física intensa tres veces a la semana durante 20 minutos el corazón de estas mujeres tendrá menos riesgo de padecer algún problema en este sentido que el de aquellas mujeres más sedentarias. Además, en el informe matizan que superar los 20 minutos no implica una reducción mayor de ese riesgo.

 

Deporte para la mujer

 

Bienestar psicológico

Además de la protección cardiovascular que implica hacer ejercicio con regularidad para la salud de la mujer, también hay que destacar el bienestar psicológico que supone. En general, mejora el estado de ánimo, pues estimula la producción de hormonas opiáceas, es decir, la beta-endorfina y la beta-lipotropina, que se segregan en grandes cantidades cuando se realiza actividad física. Se trata de sustancias peptídicas que se incrementan en los momentos placenteros de la vida como cuando se siente alegría, se practica el sexo o se hace ejercicio, de modo que tienen un efecto sedante y analgésico sobre el organismo. Todo ello se traduce en una mejora del estado de ánimo, matizan en la guía Mujer y Deporte.

El deporte en general protege frente a ciertos trastornos psicológicos. La prevalencia de algunos de ellos es superior en las mujeres como es el caso de la depresión, la ansiedad y las enfermedades psicosomáticas. “La práctica de actividad física por parte de las mujeres ha demostrado ser efectiva como factor de protección ante estos problemas psicológicos, reduciendo su incidencia y mejorando su tratamiento.” De hecho, diversas investigaciones han demostrado que cuanto mayor ejercicio se hace menor riesgo de sufrir una depresión. 

 

Salud de la mujer y deporte

 

Ejercicios para las mujeres

Cada mujer debe buscar aquel ejercicio que más le guste, sólo es cuestión de que cada persona encuentre la actividad con la que se encuentre cómoda. Lo ideal es combinar ejercicios más cardiovasculares como andar, montar en bici, correr o nadar, junto a otros que impliquen el desarrollo de la fuerza, pues es conveniente mantener un buen tono muscular.

Para que la práctica deportiva redunde positivamente en la salud de la mujer o en general en la de cualquier persona, debe “cumplir unos requisitos respecto a la actividad, nivel de intensidad, duración y frecuencia.” Aunque la condición más básica que ha de seguir el programa de la actividad que adoptemos se halla en la regularidad. Es decir, hay que ser constantes, pues el ejercicio ocasional no tiene los mismos beneficios.

 


No hay comentarios :

Publicar un comentario