"Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre de labios de una mujer"
Antonio Machado

13 de octubre de 2021

Defensa personal femenina: qué es y cuáles son sus beneficios para las mujeres


La defensa personal femenina es una disciplina que enseña a reaccionar eficazmente ante una agresión. Es una forma de aprender a defenderse pero también de cuidarse físicamente, a la par que con ella se aprende a evitar o encarar situaciones conflictivas mediante métodos disuasorios, la adquisición de habilidades para resolver conflictos o para prevenir cualquier circunstancia que implique violencia. Si quieres conocer más acerca de este método, te contamos lo que hemos podido averiguar del mismo, además de varios de sus aspectos ventajosos. 

 

Defensa personal femenina que es y beneficios

 

Repeler una agresión

La defensa personal emplea distintas técnicas provenientes de las artes marciales, sin embargo para empezar a practicarla no es necesario tener una forma física excepcional, según indican en el blog defensa personal femenina. Realmente utiliza aquellas las habilidades que resultan más eficaces para hacer frente a uno varios agresores.

Existen varias modalidades, pero en el caso de la defensa personal orientada principalmente a mujeres, que son las más vulnerables frente a determinadas agresiones como por ejemplo las violaciones, se ofrecen distintas herramientas que no son solo físicas, también psicológicas, para que las agredidas sepan reaccionar.

La primera máxima de la defensa personal es la de repeler una agresión, es decir, nunca se busca el enfrentamiento, solo se pretende evitarlo. No se desea, por tanto, ninguna confrontación o pelea directa. En el caso de no poder impedirlo con este método sabremos utilizar una serie de recursos que nos ayudarán a salir indemnes de la situación o de la forma más favorable posible.

El aspecto psicológico

Los técnicos aseguran que en el caso de las mujeres se tiene que trabajar mucho el aspecto psicológico, pues generalmente hay una predisposición a pensar que “una mujer no va a poder efrentarse a su agresor”, que generalmente suele ser un hombre, por "inferioridad física". Por tanto, se tiende a hacer hincapié en que las mujeres pueden defenderse igualmente, solo es cuestión de saber cómo.

De hecho, no se busca “vencer a nadie”, sino impedir la agresión. Además, no es necesario tener una gran fuerza física, pues se aprende a golpear en determinadas zonas del cuerpo que son más vulnerables, explican desde I.K.M. Barcelona.

Cómo actuar ante una agresión

Cuando se produce una agresión hay que mantener la calma, dejar de lado la agresividad y valerse del factor sorpresa. Generalmente el que ataca se aprovecha del desconcierto y temor de la víctima, pero si ésta actúa con calma y toma alguna medida para repeler la agresión, el delincuente probablemente pierda seguridad en el ataque y esto podrá ser empleado como estrategia defensiva por parte de la víctima.

En defensa personal femenina enseñan también a usar elementos externos que siempre nos acompañan y que seguramente no sabemos o no nos hemos planteado usar frente a una agresión, como el paraguas o incluso el bolso.

En general, los entendidos en esta materia aseguran que una de las mejores armas de la defensa personal es la prevención, por eso es importante tener en cuenta esta serie de consejos:

  • Practicar deporte al aire libre en horas prudenciales (la mayoría de las agresiones se producen entre las 5 y 8:30 de la mañana).
  • Evitar calles oscuras o poco transitadas.
  • No llevar el bolso en bandolera, y tratar de no ponerlo del lado de la calzada.
  • En el caso de ser víctima de una agresión gritar "¡Fuego!", porque es más fácil que con esta palabra alguien salga en tu ayuda que ante un grito de "¡Socorro!", por ejemplo.
  • Tratar de mostrarse serenos y autocontrolarse.

La defensa personal se puede aprender con la intención de adquirir nociones frente a una agresión, pero también es posible profundizar en ella y convertirse en una opción más para mantenerse en forma realizando así un ejercicio físico que el cuerpo agradecerá. Otro aspecto positivo es que las mujeres que las practicas ganan en autoestima, de modo que adquieren una mayor seguridad en sí mismas.


No hay comentarios :

Publicar un comentario