martes, 7 de mayo de 2013

Controlar el asma



El primer martes del mes de mayo se celebra el Día Mundial del Asma. Auspiciado por la Global Initiative for Asthma (GINA) su lema desde el año 2007 es, "Puedes Controlar tu Asma" (You can control your asthma), ya que pretende animar a que familias y afectados participen activamente sobre este trastorno.

El asma es cada vez más frecuente en niños y adolescentes. Según Manuel Praena, pediatra de atención primaria y coordinador del Grupo de Vías Respiratorias de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap): “Asistimos a niños con problemas respiratorios con una frecuencia mayor que cualquier otro problema de salud crónico”.

Estas palabras las corrobora el estudio ISAAC (International Study of Asthma and Allergies in Childhood), donde se recoge que la incidencia de asma entre la población infantil española ha aumentado en los últimos años, además de resaltar que el asma ha empeorado en frecuencia e intensidad en los niños de 6 a 7 años de edad.
Las causas de este incremente pueden hallarse en la mala calidad del aire tanto interior como exterior. Se ha demostrado que algunos compuestos químicos, contaminantes ambientales, pueden afectar a la salud de los niños.

Según pediatras del Grupo de Vías Respiratorias de la AEPap, “las enfermedades alérgicas se han multiplicado por cuatro en los últimos 30 años, y se calcula que actualmente el 25% de los niños desarrolla alguna en algún momento de su crecimiento”.

Los pulmones y las vías respiratorias de los infantes son inmaduros y por tanto especialmente susceptibles a la agresión de la contaminación. “Los pulmones en desarrollo presentan una gran superficie a través de la que los contaminantes pueden ser absorbidos fácilmente. Además, los niños respiran más rápido e inhalan y absorben un volumen relativamente mayor de contaminantes en comparación con los adultos”.

Las principales sustancias perjudiciales para el sistema respiratorio en desarrollo son:
Interior:
Humo de tabaco ambiental.
Productos de combustión.
Compuestos orgánicos volátiles.
Compuestos biológicos y alérgenos.
                
Exterior: 
Ozono troposférico.
Dióxido de azufre.
Óxidos de nitrógeno y otras sustancias tóxicas.

El humo del tabaco propicia el asma


Desde la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP), aseguran además que el asma es una enfermedad de origen genético, aunque aún se desconocen con exactitud sus bases en este sentido dado que interviene múltiples genes. Además, coinciden en señalar que para su desarrollo tiene que haber factores ambientales que actúen paralelamente en las personas genéticamente predispuestas provocando de este modo su manifestación.
 

Con motivo de este día, la AEPap ha elaborado dos documentos de interés: Los 5 pasos del asma  y Elimina el tabaco. Y en colaboración con la Fundación Roger Torné, a través de la web www.respirar.org, ambas entidades promueven hábitos saludables y acciones educativas para favorecer el control de esta patología.


Por su parte, la SENP editó hace unos meses el libro El asma en la infancia y Adolescencia. Una publicación divulgativa dirigida a pacientes y sus familias, y población general, que ha contado con la participación de un equipo de profesionales expertos en educación sobre el asma. Está a disposición del público a través de las Fundaciones  BBVA y María José Jove, y se puede consultar en las páginas www.fbbva.es y www.fundacionmariajosejove.org.






No hay comentarios :

Publicar un comentario