miércoles, 18 de septiembre de 2013

Protectores oculares contra luces LED




Móviles, tablets o videoconsolas forman parte de las nuevas tecnologías que manejan la mayoría de las personas de las sociedades avanzadas, y si bien cuando se usan no se tiende a mirar el riesgo que suponen para la salud, sino más bien su practicidad o capacidad para entretener, lo cierto es que tanto dispositivo no es bueno para uno de nuestros principales sentidos: la vista.
La culpa la tienen las luces LED, Light Emitting Diode o luz emisor de diodo. Este tipo de emisores, que aunque parezca increíble fueron descubiertas en 1927 por el científico Oleg Lósev, tal y como hoy día se elaboran tienen un alto porcentaje de azules y violetas, y tal y como se ha demostrado en diversos estudios estas luces son precisamente las más dañinas para el ojo humano, según ha contado a clavesdemujer.com, la doctora Celia Sánchez-Ramos, al frente de un equipo de investigadores de la Universidad Complutense de Madrid.


Este grupo de científicos lleva 12 años estudiando la incidencia los LED en la retina humana y los resultados del último año han sido concluyentes. Tras exponer células de epitelio pigmentario de la retina de donantes humanos a luz LED directa de diferente intensidad, durante 72 horas en ciclo circadiano, se ha comprobado que el 93% de las células morían cuando no tenían protección, sin embargo al introducir una protección entre las células y la luz, la supervivencia celular llegaba hasta el 90%, reduciéndose la mortalidad celular hasta 10 veces.
La doctora explica que el daño producido en las células epiteliales es irreversible, porque la retina embriológica (que es dónde se encuentran) se forma a la vez que el sistema nervioso central siendo este el motivo de su vulnerabilidad. “Son células que por su naturaleza no pueden regenerarse y el daño que sufren es irreversible.”

Aunque la emisión de estas luces perjudica a cualquiera independientemente de la edad, niños y personas mayores son los grupos de mayor riesgo. Los primeros, porque no han desarrollado el órgano visual de forma completa estando por ende más desprotegidos; y los mayores, por el deterioro de que ejerce el paso del tiempo y que afecta también a esta parte del cuerpo humano.

 

Protectores made in Spain

A la vista de los resultados el equipo de investigadores españoles ha dado un paso más y junto con la empresa también española TSR, Tecnología Sostenible y Responsable, ha elaboradon la primera gama de protectores oculares, Reticare, que se ha diseñado teniendo en cuenta las emisiones de luces azules y ultravioletas y así paliar sus efectos nocivos.
La nueva gama se divide en cuatro niveles de protección: intensivo, alto, medio, y bajo. Para saber cuál es más adecuado en cada caso se ha de tener en cuenta la edad, el nivel de iluminación ambiental, el número de horas que se usan los dispositivos y cuestiones genéticas o enfermedades

Puedes obtener información más detallada en Reticare.

Tabla de niveles de protección para adquirir protectores Reticare


La ideal es que con el tiempo los fabricantes adopten medidas para que las pantallas de estos aparatos no perjudiquen a los ojos como ya han hecho en otras ocasiones, evitando así tomar medidas adicionales, algo en lo que confía plenamente la doctora Sánchez-Ramos.
Los precios de los protectores oscilan entre los 13 y 20 euros y se podrán adquirir desde finales del mes de septiembre tanto en la página web como en tiendas especializadas y grandes superficies. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario