viernes, 25 de julio de 2014

Ozono para el verano



ozono para el verano

La esteticista Carmen Navarro recomienda el uso de ozono para preparar la piel de cara al verano. Según la especialista si se aplica en las capas más profundas de la piel potencia las defensas de ésta frente a los agentes externos (contaminación, ondas electromagnéticas provenientes de los teléfonos, ordenadores…), lo que hace que la piel se vuelva fuerte y aguante mejor las agresiones.
A continuación te contamos los pasos.


¿Qué es el ozono?
El ozono es una variante del oxígeno, que existe en la atmósfera. El ozono se crea a partir del oxígeno mediante descargas eléctricas, como las producidas durante las tormentas. Es entonces cuando se desprende de las altas capas, mezclándose con el aire que respiramos, eliminando gérmenes y renovando el aire. El ozono es oxígeno y, por lo tanto, el luchador por excelencia contra los radicales libres y el envejecimiento.

¿Cómo actúa el ozono?
Al aplicarse sobre la piel se desdobla en oxígeno, y comienza a drenar y desintoxicar el organismo, regenerando las células.

¿Cómo se aplica el ozono?
El ozono está presente en algunos productos: cremas, geles…, pero "es más efectivo si se aplica en cabina a través de aparatología". En Carmen Navarro disponen desde pistolas de ozono hasta bolsas en las que e introduce al cliente cubriéndole desde los pies hasta el pecho.

Beneficios del ozono sobre la piel:
Elimina las células muertas de la piel.
Desinfectante: muy útil en el tratamiento de pieles con dermatitis, infecciones bacterianas y acné.
Anti inflamatorio.
Antimanchas.

Revitaliza y rejuvenece las células.
Poderoso antioxidante al incrementar las defensas del organismo.
Mejora la circulación sanguínea.
Ilumina la piel.
Oxigena los tejidos.
Estimula la producción de colágeno y elastina.
Mejora la circulación de los capilares.
Piel más joven.
Relaja el sistema nervioso.
Resultados visibles desde la primera sesión.


¿En qué consiste el tratamiento con Ozono?
Primero se limpia el rostro utilizando una leche rica en oxígeno. Después, se hace un peeling facial para eliminar impurezas y células muertas y dejar la piel preparada para recibir el activo.
A continuación, un masaje estimulante y enseguida se aplica el ozono en el rostro a través de una pistola.
Tras este proceso se aplica una mascarilla ozonizada que se deja actuar 20 minutos.

Mientras actúa la mascarilla, se practica un peeling corporal más potente que el del rostro: el cliente se mete en un saco de ozono que cubre desde los pies hasta el pecho. La bolsa se va hinchando a medida que libera oxígeno: las piernas se relajan, mejora la circulación, los tejidos se oxigenan... Se deja actuar 20 minutos.


Por último, seplica e una crema preparadora para los rayos solares en todo el cuerpo


Duración: 1 h. 10 min.

Precio: 100 euros.


Artículos de interés relacionados  

Cuidar las cicatrices en verano
Bronceado seguro de Kate Moss
6 consejos para un moreno saludable y duradero


No hay comentarios :

Publicar un comentario