miércoles, 4 de febrero de 2015

¿Alergia o intolerancia alimentaria? ¿Cómo las distingo?

Los frutos secos provocan alergias alimentarias

Las alergias o intolerancias alimentarias suelen crear bastante confusión entre la población, y muchas veces no se saben distinguir, por eso vamos a intentar arrojar un poco de luz a estos dos trastornos que según los expertos aumentan cada año, según la guía ¿Alergias o intolerancias? Vive informado, vive tranquilo, elaborada por el laboratorio farmacéutico Ratiopharm. 

Lo primero que hay que tener claro es en qué consiste cada trastorno:

Alergia alimentaria
Es una reacción alérgica que se produce cuando el cuerpo responde de forma anómala a la proteína de algún alimento que generalmente es inocua para la mayoría de las personas. Como esta proteína no es reconocida por el organismo, éste actúa desencadenando una serie de medidas inmunológicas.
Síntomas
Suelen manifestarse al tomar el alérgeno, es decir, el alimento que provoca la alergia, a través de eccema, asmas y desórdenes gastrointestinales (vómitos, retortijones y diarreas).


Los alérgenos alimentarios más comunes son:

Cacahuetes
Trigo
Mariscos
Leche
Mostaza
Huevos
Sésamo
Soja
Sulfitos
 


Intolerancia alimentaria
Está  relacionada con problemas digestivos y no interviene el sistema inmunológico. Se produce cuando el cuerpo es incapaz de digerir o absorber un alimento. Puede desarrollarse tras ingerir varias veces ese alimento.

Síntomas
En general, las manifestaciones son menos agresivas y están relacionadas con el sistema digestivo. Las manifestaciones relacionadas con el aparato digestivo son parecidas a los de las alergias alimentarias.

Su detección es más dificultosa porque los síntomas son más difíciles de identificar con este trastorno. 
La intolerancia al gluten (enfermedad celiaca) y la intolerancia a la lactosa son las intolerancias alimentarias más frecuentes.


Tratamiento
Hoy día el tratamiento para ambos casos es evitar el alimento que produce la alergia o intolerancia. Si tenemos sospecha de padecer alguno de estos trastornos lo ideal es acudir al especialista para que nos realice las pruebas alérgicas oportunas. Además, es recomendable acudir a un experto en nutrición para que en el caso de que suframos, ya una alergia ya una intolerancia alimentaria, nos indique qué dieta equilibrada es la más adecuada en cada caso. Nos puede indicar sustitutivos de aquellos alimentos que nos perjudican y que al mismo tiempo cubran de igual manera sus nutrientes. Por ejemplo, es posible elaborar postres sin huevo sustituyendo este alimento por un plátano machacado, que equivale a un huevo en una receta de galletas o molletes.

En cifras...

Hasta el 17 por ciento de la población europea podría sufrir algún tipo de alergia a los alimentos.

En España, el 4 por ciento de los adultos y entre el 6-8 por ciento de los niños sufren alergias alimentarias. Dentro de estas alergias, las de mayor prevalencia registrada son la alergia al trigo, a los frutos secos, al huevo y al marisco.


Al menos 1 de cada 20 niños, según sus padres, han tenido una o más alergias a los alimentos en su vida. 
Si los dos padres son alérgicos, la probabilidad de desarrollar una alergia es de entre el 40 y el 60 por ciento

La enfermedad celíaca afecta aproximadamente al uno por ciento de la población mundial.

La intolerancia a la lactosa afecta alrededor del 15 por ciento de la población española.  

No hay comentarios :

Publicar un comentario