lunes, 1 de febrero de 2016

7 ideas naturales para combatir el resfriado



El resfriado es una de las enfermedades comunes de los meses de frío, esto es una evidencia hartamente conocida y repetida hasta la saciedad, y no es ninguna novedad. Sin embargo, llegan el otoño y el  invierno y todos los años solemos coger alguno, y para tratarlo normalmente recurrimos a los clásicos analgésicos, pero también podemos echar mano de otros productos que aunque no nos van a curar el resfriado, sí que pueden contribuir a que nos encontremos algo mejor. 



La Health Coach Rocío Río de la Loza, nos recomienda la vitamina C, un clásico de los resfriados. ¿Dónde encontramos vitamina C además de en las naranjas? La variedad de alimentos que la contienen es bastante amplia: kiwi, uvas, fresas, melón, papaya, verduras de hojas verdes, coles, tomates, brócoli y de la familia de los cítricos además de las naranjas, limas, limones, pomelos y mandarinas.

La vitamina C nos ayuda a mantener unas buenas defensas, y a la vez es antioxidante, mejora la absorción del hierro de los alimentos de origen vegetal y desempeña un papel en la síntesis de ciertos neurotransmisores y colágeno, esencial para la reparación de tejidos.

Y además, la experta nos aporta otras ideas naturales para combatir los resfriados:


Ajo y cebolla. Lo ideal es incluirlos crudos en alguno de los platos de tu menú habitual.



Eucalipto, al ser descongestionante ayuda a respirar mejor. Se usa para dar un masaje en el pecho o para despejar las vías respiratorias altas en forma de vahos.



Tomillo, además de condimento idóneo para guisos y asados, se puede añadir una pizca en el té o incluso unas ramitas fresca cuando te prepares un baño caliente.



Miel, para ablandar la tos seca. La puedes emplear para endulzar una infusión o untarla en una rebanada de pan de trigo. Existen muchos tipos de miel, asesórate cuál es la más adecuada en tu caso.



Canela, es aconsejable para calmar la tos, para ello debemos mezclar media cucharada de canela en polvo con una cucharada de miel. La pasta resultante se puede tomar tal cual o añadir a alguna infusión.



Prepárate un baño de vapor herbal. Para ello sólo necesitarás unas pocas gotas de aceite de esencias de tomillo, árbol de té, romero, lavanda o eucalipto. Después, coloca una toalla sobre tu cabeza y respirar el vapor.



No hay comentarios :

Publicar un comentario