lunes, 9 de julio de 2018

¿En qué consiste la nutrición de precisión personalizada?


La nutrición de precisión personalizada es el futuro para llegar a una alimentación lo más saludable posible y adaptada a cada individuo, según apuntan algunos expertos. En el marco del XVII Congreso de la Sociedad Española de Nutrición y la y X Jornada de la Associació Catalana de Ciències de l’Alimentació, se ha hablado de esta tendencia y se ha recalcado la importancia que tiene lo que comemos. 

 
En este encuentro, se ha matizado que los alimentos y las sustancias que los componen, tienen diversas funciones: prevenir la enfermedad, ya que una persona bien nutrida tiene menos riesgos de padecer más patologías; mantener la salud, por lo mencionado anteriormente, lo que puede repercutir en tener en una vida más longeva; y, por último, para paliar y tratar determinadas enfermedades en algunos casos, tal y como ha matizado Alfredo Martínez, catedrático de Nutrición en la Universidad de Navarra e investigador del Instituto IMDEA, en su ponencia “Nutrigenética en la obesidad”.

Cómo se consigue la precesión individual en la alimentación


Conocemos las propiedades de los alimentos, pero puede que éstas no funcionen o actúen igual en todas las personas. Aquí está la clave de la nutrición de precisión.  Hay tres ciencias que se refieren a esta forma de entender la alimentación: nutrigenética, nutrigenómica y metabolómica.


“La nutrigenética es una rama de la genómica nutricional que analiza cómo los genes de una persona hacen que su respuesta a los alimentos sea diferente. Es decir, analiza el impacto que la genética tiene sobre la alimentación. Por ejemplo, la persona que tiene intolerancia a la lactosa tiene un gen que no permite aprovechar este azúcar bien”, ha explicado el profesor Martínez.


En cuanto a la nutrigenómica, es complementaria a la nutrigenética, porque estudia cómo los alimentos afectan a la función de los genes.


La metabolímica es la rama más biológoca, pues se encarga de analizar con detalle todas las sustancias y compuestos en sangre, orina y tejidos: “La hay de dos tipos, una se encarga de investigar aquello que hay en un determinado tejido y otra, que es dirigida, es decir, va encaminada a buscar solo, por ejemplo, los aminoácidos o los ácidos grasos. La metabolómica investiga los distintos compuestos que se encuentran en distintos órganos y que se pueden ver modificados por la alimentación o por un fármaco”.

Realmente la metabolómica, observa cómo los metabolitos cambian dependiendo de la dieta de una persona, esto es, si ingiere leche, carne, pescado, etc.,y a la par busca moléculas que pueden usarse para combatir la obesidad, la diabetes o establecer un tratamiento nutricional.


En definitiva, las tres ciencias integradas y utilizadas de forma conjunta buscan un abordaje común, basado principalmente en la relación entre los genes y los alimentos y de cómo impactan en el organismo individualmente.


Estilo de vida



La nutrición de precisión personalizada se centra de una forma bastante importante en la genética, pero no es lo único en lo que se basa. El catedrático ha matizado que aunque los factores genéticos son esenciales, también lo son el estilo de vida y otros factores personales y sociales.


Influye de forma decisiva la actividad física practicada con regularidad, que en la gran mayoría de los casos es beneficiosa para la salud. Así, el deporte incide en la salud al igual que la forma en que comemos y lo que ingerimos.


Martínez asegura que la alimentación se mueve en parámetros de cantidad y de calidad de los alimentos. De este modo, no se trata de comer mucho, si no lo justo y con la calidad apropiada para cada individuo. “Una buena nutrición se sustenta en ajustar la cantidad y la calidad de nutrientes para cada persona”.


Conclusiones



Es evidente que comer bien y productos de calidad resulta vital para llevar una alimentación adecuada. Sin embargo, el primer aspecto, dependerá de cada persona, partiendo de la base de que los alimentos tienen unas propiedades que en cada caso particular pueden influir de una u otra manera en función de lo genes. Además, a este elemento hay que añadirle si hacemos o no deporte y cómo es nuestro entorno social, laboral, familiar…, si tenemos o no mucho estrés, si llevamos una vida tranquila o no, etcétera.



La nutrición de precisión personaliza se caratetiza, por tanto, por estos aspectos:
  • Factores genéticos. 
  • Genes y alimentos.
  • Análisis metabólico.
  • Calidad de los alimentos. 
  • Cualidades de los productos alimentarios.
  • Cantidad de lo que comemos.
  • Actividad física.
  • Estados emocionales.

No hay comentarios :

Publicar un comentario