Frase para recordar

"Sólo pierde quien deja de intentar"

miércoles, 20 de marzo de 2019

El camino hacia la felicidad... una cuestión de cada individuo


Dicen que hoy es el Día Internacional de la Felicidad, el 20 de marzo. Ese estado al que aspiramos eternamente, puede estar más cerca de nosotros, más de lo que pensamos. Tal vez nos falte un poco de análisis o de reflexión. ¿No nos agobiamos demasiado por las cosas? Quizá todo sea cuestión de tomárselo con más calma o darle la vuelta a la tortilla.



Sobre la felicidad hay miles de teorías e investigaciones, pero realmente la fórmula está en cada uno de nosotros. Además, como dice Margarita Álvarez, autora del libro Deconstruyendo la felicidad (Ed. Alienta), lo que a una persona le hace feliz a otra no tiene por qué hacérselo. 

Camino hacia la felicidad



Lo positivo por encima de lo negativo



Alcanzar ese camino hacia la felicidad no es terea fácil y no basta con leerse infinidad de libros de autoayuda, primero hay que cambiar de actitud. Ser positivos, en lugar de recordar las cosas malas o negativas, tratemos de alejar de la mente los pensamientos que nos hacen sufrir. Nos tenemos que llenar de lo bueno, y no recaer en la herida una y otra vez.

En cierto modo, esta es una reacción muy propia de los seres humanos. Lo que nos hace más daño provoca que nos mantengamos alerta, es como un instinto de supervivencia. Por ello, tenemos que trabajar lo positivo o aprender a ello, y en todo esto tiene mucho que ver el cerebro.

No te compares con los demás



Esto es también algo muy humano, pero como  bien explica Álvarez no conduce a nada, ya que cada uno es feliz con cosas diferentes. Llevar a cabo lo que los demás realizan no te conducirá a una felicidad plena. Ser feliz es desempeñar cosas que forman parte de los gustos y personalidad de cada uno.


Relativiza



Es eso que decíamos al principio, no dar tanta importancia a lo que sucede en el día a día. Al final, todo se acaba resolviendo en mayor o menor medida. Evidentemente todo depende de los problemas que tengamos. Nos referimos a los inconvenientes y conflictos diarios con los que nos topamos todos los días, en el trabajo, en casa, con los hijos, la familia… 

Niños felices


Sonríe



Parece ser que sonreír es muy bueno. Varios estudios aseguran que las personas que sonríen inspiran más confianza y transmiten energía positiva. Una sonrisa suele ser contagiosa en muchos casos, sobre todo, cuando es espontánea  y sale del corazón. Además, es buena para uno mismo pues libera endorfinas, serotonina y adrenalina. Todas ellas hormonas neurotransmisoras que se asocian con estados de ánimo positivos y que contribuyen a reducir el dolor físico y emocional.



Otro dato más, facilitado por las Clínicas W de Salud Bucodental. Según una investigación publicada en Biological Psychology en 2014, indicó que no solo sonríes cuando eres feliz, sino que el simple rictus de una sonrisa incrementa el bienestar de una persona.


Aparca lo que te hace infeliz



Si hay algo que te desagrada, que te disgusta, que te genera positividad, en definitiva, lo que te hace infeliz… pues aléjalo de ti. A lo mejor no lo puedes hacer ya, pero te puedes tomar un tiempo para analizar y reflexionar sobre aquello que no quieres que esté en tu vida y que deseas descartar. 

Pareja feliz

Entrena la felicidad



Ya lo hemos dicho, la felicidad no es un camino fácil. Hay que entrenarla. No los dice Anxo Pérez, autor de los 88 peldaños de la gente feliz (Ed. Alienta). El emprendedor y escritor nos explica que una de las maneras para ser más felices es entrenar nuestra voz interior.

“Si  quieres  ser más feliz,  presta mucha  atención  a  las  siguientes  cuatro  palabras,  porque  encierran  uno  de  los  principales  secretos:  Domestica tu voz interior.  El  mayor  dolor  a veces  no  lo  provoca  la  situación  que  atraviesas,  sino  todo  lo  que  tu  voz  interior  te  dice  con  respecto  a  ella.

Apunta esto tres consejos:

  • Cambia el “¿qué va a ser de mí? por “si he salido de todas las anteriores, no hay motivo por el que no vaya a ¡ salir de ésta”.
  • Cambia el “no podré superarlo” por “no soy el primero que pasa por este dolor; y si otros lo han superado, yo también lo haré”.
  • Cambia  el  “he  perdido la  esperanza” por “me  está  nublando  la  tristeza; y si todas las tormentas pasan, todas las tristezas también”.


Tres libros sobre la felicidad



A continuación te dejamos tres novedades editoriales que nos hablan de la felicidad y de la que hemos extraído parte de los consejos expuestos.





El atlas de la Felcidad de Helen Russell





No hay comentarios :

Publicar un comentario