lunes, 25 de julio de 2011

Cómo perder los kilos de más


No existe una varita mágica que acabe con esos kilos de más que en ocasiones se suelen acumular debido a los desajustes cometidos en fechas señaladas, como por ejemplo los periodos vacacionales o los momentos de ansiedad que en algunas personas provocan desajustes nutricionales. El único milagro para poder acabar con el exceso de grasa que suele depositarse en los lugares menos deseados (abdomen, caderas, cartucheras, espalda …) es cuestionarse qué se está haciendo mal y replantear los hábitos alimentarios.
Los nutricionistas no están muy a favor de las dietas que ofrecen resultados a corto plazo y recomiendan que si se desea bajar de peso lo mejor es ponerse en manos de expertos.
Una de las mejores garantías de que se va por buen camino es perder alrededor de dos kilos al mes. El proceso es más lento, pero las posibilidades de rebote son menores si después se mantienen las pautas adecuadas.
Existen una serie de consejos que ayudan a eliminar esos tres o cuatro kilos que siempre sobran o que se pueden haber cogido en situaciones excepcionales, pero que también pueden aplicarse a aquellas personas que quieran reducir en una mayor cuantía su volumen (aunque en estos últimos casos los nutricionistas o endocrinos pueden ofrecer una solución más adecuada a cada perfil). Estas son las pautas:

  • Se recomienda hacer entre cuatro o cinco comidas al día. El objetivo de esta medida es quitar el hambre para no excederse en las comidas principales.
  • Hay que desayunar bien: lácteos, cereales y frutas. Diversos estudios han demostrado que la primera ingesta del día previene la obesidad. Además, contribuye a un mejor rendimiento durante el día.
  • Comer cinco raciones de frutas y verduras al día.
  • Cocinar bien los alimentos: los métodos de cocción, la plancha, el horneado y el wok, son las formas que absorben menos grasa. Hay que evitar los fritos como, por ejemplo, los rebozados.
  • La variedad en la dieta es fundamental. Una buena guía para saber cómo ha de ser una correcta alimentación es la Pirámide nutricional
  • Picar entre horas no es aconsejable y más si se escogen snacks u otros productos poco saludables.
  • Evitar bollería, dulces, galletas… No están totalmente prohibidos, pero no hay que olvidar que un consumo diario de los mismos puede contribuir a un aumento de peso, además de que pueden contener ingredientes poco recomendables para el buen funcionamiento del organismo.
  • El mejor líquido para el cuerpo es el agua. El resto de bebidas pueden consumirse de forma esporádica, pero no hay que olvidar que contienen elementos artificiales poco saludables. 
  • Recorar que ningún alimento por sí solo engorda. Únicamente hay que saber equilibrar la dieta.
  • Hay que hacer ejercicio físico. Está demostrado que la actividad contribuye no sólo a mejorar la salud en general, sino a mantener el peso correcto. No es necesario acudir a un gimnasio, basta con moverse en la rutina cotidiana: subir escaleras o caminar media hora al día, son buenas opciones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario