miércoles, 18 de diciembre de 2013

Cómo no engordar en Navidad

Cuando llega el mes de diciembre mantenerse en la misma talla a veces constituye la utopía más difícil de cumplir. Sin embargo, no engordar en Navidad es posible teniendo en cuenta una serie de pautas.

1. La primera y más lógica es no comer en exceso, y si bien esto es una obviedad, el comer de todo, incluidos los dulces, constituye también una recomendación de los expertos en nutrición. 


2. Respecto al turrón u otros dulces de la época, sí se pueden tomar pero igual que todo lo demás, con moderación. Un truco para no excederse es cortar raciones pequeñas o no dejar la bandeja con los dulces demasiado tiempo sobre la mesa.

3. Los entrantes más saludables son los compuestos a base de vegetales, por lo que un par de buenas ensaladas siempre serán más recomendables que varios platos de embutidos. Como excepción, el jamón serrano.

4. De  primero, una sopa o crema de verduras es buena opción, pero también podemos escoger platos con guarnición, así juntamos dos en uno. Ésta se puede componer de arroz o verduras variadas.


5. Mejor pescado que carne, pero si nos decantamos por esta última, el pavo es la alternativa más saludable. Tiene menos grasa que otras carnes. Las perdices también resultan una buena solución.


6. De postre que no falte la fruta, aunque en esta ocasión saltarse el tercer plato puede ser una posibilidad teniendo en cuenta que como colofón quedan los dulces. No obstante, si se salta la fruta, no hay que olvidar tomarla al menos en la merienda para así llegar a las 5 raciones de frutas y verduras que los nutricionistas recomiendan consumir al día.


7. En cuanto al alcohol, cuanto menos mejor. Un par de copitas de vino para acompañar la comida y un vasito de champagne o sidra para concluir la velada serían más que suficientes para cumplir con un menú saludable y no engordar en Navidad. 


8. En general, se trata de saber combinar los platos, y si los primeros vienen muy cargados se pueden compensar con unos segundos menos fuertes, o viceversa.


Estos consejos son los más básicos, pero como suele ser habitual los profesionales del mundo de la nutrición insisten en que la mejor manera de no engordar no sólo en fechas especiales  o de grandes comilonas sino durante todo el año sin excepción, consiste en mantener una dieta equilibrada y siempre rica en frutas y verduras.


No hay comentarios :

Publicar un comentario