martes, 31 de mayo de 2016

Las 4 mejores técnicas culinarias para una digestión perfecta




Conseguir una digestión perfecta o por lo menos saludable, es algo que a muchas personas les cuesta, sobre todo teniendo en cuenta el ritmo de vida de la sociedad actual donde disfrutar de la comida día a día es casi una misión imposible. Esa digestión perfecta de la que hablamos es el tema central sobre el que gira el libro de la doctora Conchita Vidales, especialista en nutrición y dietética, que precisamente titula su última obra divulgativa así: La digestión Perfecta (Libros Cúpula). 

Pautas para una digestión perfecta



En ella aporta distintos consejos para lograr una buena digestión, pero de todos ellos me he quedado con los que se refieren a las mejores técnicas culinarias para facilitar la digestión. Esta es una cuestión que solemos pasar por alto, pero es cierto que el modo de cocinar los alimentos influye mucho no sólo en el proceso digestivo, sino también en nuestro peso y por tanto en nuestra figura.


La 4 mejores técnicas culinarias para un digestión perfecta son:



Calentar con vapor de agua

Cocer al vapor es una de las formas más saludables de cocinar porque mantiene mejor las propiedades nutricionales de los alimentos así como los sabores, más incluso que el hervido.
La autococción o el papillote es otro método de cocción muy eficaz y respetuoso con las propiedad organolépticas de los alimentos. En este caso, la comida se encierra en un material envolvente y después se cocina dentro del paquete. De este modo la humedad se queda atrapada en los alimentos y se impede una pérdida nutricional de los mismos.



Plancha y salteado

La plancha es muy buena opción para cocinar piezas que sólo necesiten «vuelta y vuelta». Al no utilizar apenas aceite reducimos la grasa de la ingesta.

El wok es otra opción para una digestión adecuada, con él se puede hacer un salteado o rehogado con un sabor característico.



Cocinar al horno

Es otra de las formas más recomendada para cuidar la salud digestiva. En el horno la grasa no se adhiere tanto a los alimentos y permite realizar platos saludables y jugosos.



Hervido/Olla exprés

Tanto el hervido como la olla exprés resultan una alternativa saludabe de cocinado. Las verduras hervidas se cocinan por contacto directo con el agua a unos 100 °C. La ventaja de hervir es que las verduras se cocinan rápidamente y esto ayuda a conservar la vitamina C y preserva su color verde (cuando lo tienen). Si se elige la olla las propiedades se conservan aún más, ya que te el tiempo de cocción disminuye.

Portada La digestión perfecta



No hay comentarios :

Publicar un comentario