Frase para recordar

"Sólo pierde quien deja de intentar"

martes, 12 de febrero de 2019

Cómo aprender a adelgazar comiendo bien


A veces en el largo camino de adelgazar nos sometemos a distintas dietas sin obtener los resultados deseados, o acabamos siendo víctimas del famoso efecto rebote. Por todo ello, tal vez debemos aprender a adelgazar comiendo bien. El doctor Nicolás Romero, nos da unas pautas para ello en su libro: Si te gusta comer, aprende a adelgazar (Ediciones mr). 

 

Aprender a adelgazar comiendo (Foto Pixabay)



Para conseguir esta misión y ganarle la batalla a esos kilos de más de una manera inteligente, el doctor Nicolás Romero, conocido por su intervención en programas de salud de RTVE como el suyo propio Doctor Romero o Saber Vivir, ha escrito el libro Si te gusta comer, aprende a adelgazar (Ediciones mr). 


A lo largo de sus más de 200 páginas realiza un repaso a distintos aspectos relacionados con la alimentación como las clases de dietas que existen, los tipos de alimentos procesados que hay, aclara falsos mitos y además hace propuestas en una guía práctica para seguir un plan de alimentación, entre otras informaciones de interés. 


En general, del libro podemos extraer una serie de conclusiones que nos pueden ayudar en nuestra cruzada particular por adelgazar, si es que lo hemos emprendido:

Portada libro doctor Nicolás Romero

Auge de los alimentos ultraprocesados


En los últimos años se ha producido un aumento del consumo de alimentos ultraprocesados (los listos para comer que contienen gran cantidad de aditivos, grasas, azúcares, sal y otras sustancias). Aquí encontramos bollería industrial, pizzas para microonda, patatas para aperitivo, precocinados… Todos estos alimentos poseen gran cantidad de calorías “vacías” que no aportan nutrientes al organismo, sino que más bien lo cargan con kilos de más.

Comer más alimentos frescos

Frente a éstos, se encuentran los alimentos frescos: las frutas, las verduras y las hortalizas,  o carnes y pescados, que son los más saludables y los que conservan íntegros sus propiedades, vitaminas y minerales, principalmente.

Presión por la imagen corporal


Existe una gran presión en la sociedad actual por estar delgado, por la imagen corporal. Todo lo relacionado con esto “nos atrapa, nos preocupa, como si de ello dependiera la felicidad”. Vemos que hay muchas obsesión en este sentido, lo que evidentemente no es bueno ni para la salud y ni para adelgazar, porque esto nos lleva a estar ávidos de información para obtener resultados rápidos y muchas veces ésta no es correcta o se emite por los profesionales que no están cualificados. 

Alimentos ultraprocesados

Saber comprar


Saber compra es importante también. Hoy en día los supermercados distribuyen estratégicamente sus productos y en ocasiones nos estamos dejando llevar a la hora de comprar sin ser conscientes de ello. Lo ideal es “probar lo alimentos”, cuenta el doctor Romero. Es importante poder oler la fruta y la verdura, probar una pieza para ver si te gusta o está madura, ver bien el producto y comprar al corte.

Leer las etiquetas


También es aconsejable detenerse a leer las etiquetas, ver los ingredientes, las calorías, las grasas y los azúcares añadidos, entre otra información. Debes recordar que “el orden los ingredientes en un producto está determinado por el contenido de mayor a menor”.

Cáncer y alimentación


Respecto a las teorías sobre el vínculo entre el cáncer y la nutrición, el doctor indica que los “buenos hábitos nutricionales pueden prevenir ciertos tipos de cáncer, pero no tratarlos”.

Potenciar la inteligencia corporal de la persona


Para conseguir resultados a la hora de adelgazar o mejorar la alimentación, lo ideal es “potenciar la inteligencia corporal de la persona”. Esto, ¿qué quiere decir?  Hay que “motivar el aprendizaje consciente de nuevos hábitos de alimentación, guiados y acompañados del seguimiento médico. El trabajo psicológico y la comunicación con el paciente son cruciales para que éste consiga la motivación suficiente que le impulse y que además le haga mantener los cambios  nutricionales en el tiempo. Lo idóneo es implantar un plan de alimentación personalizado y sostenible y no otra dieta de adelgazamiento. En mi opinión, no se puede lograr de otra forma”.

Saber comprar en el supermercado es vital

Comer menos y hábitos saludables


Comer menos cantidades es beneficioso para la salud. Además, “los estudios apuntan a que si lleva una dieta mediterránea auténtica, se hace más ejercicio físico y no se fuma, sería posible llegar en buenas condiciones a los 100 años”.

Ser positivos


La actitud es importante. Hay que ser positivos e irse marcando pequeños objetivos inmediatos y dosificar el esfuerzo, puede de este modo la ir alcanzándolos logramos una mayor motivación.

Pequeñas píldoras sobre cómo alimentarse


  • Hay que tomar fibra y líquidos, pues estimulan físicamente el vaciado intestinal.
  • Las proteínas son esenciales para realizar las reparaciones del organismo.
  • Como postre, mejor fruta. Los dulces no son lo más recomendable tras las comidas.
  • El aceite de oliva virgen extra debe estar presente en nuestros platos: para freír, cocer y aliñar. Es uno de los pilares de la dieta mediterránea.
  • Mejor fruta entera que zumos. Si te gusta más el zumo, mejor no colarlo y tomarlo con la pulpa.
  • Incorpora el ejercicio en tu vida diaria. Según el doctor, éste, en líneas generales, “ayuda más que a adelgazar a reducir el volumen de algunas partes del cuerpo y a perder grasa acumulada, sobre todo, en el abdomen y las piernas”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario