Frase para recordar

"Sólo pierde quien deja de intentar"

17 de diciembre de 2020

Zumo de betabel con zanahoria: ¿cuáles son sus verdaderos beneficios?

¿Sabías que la combinación de betabel y zanahoria aporta excelentes beneficios para la salud? El motivo de que esta unión sea tan positiva para tu organismo, se halla en que ambas hortalizas poseen propiedades antioxidantes, y son fuente de una gran variedad de vitaminas y minerales. Precisamente las características de ambos productos han provocado que cada vez sean más populares los zumos y preparados nutricionales que los contienen.

Pero realmente, ¿para qué sirve el jugo de betabel con zanahoria? Cada uno de estos ingredientes tiene un cóctel saludable de nutrientes y para introducirlos en la dieta correctamente es importante que te informes detalladamente sobre cómo sacarles el máximo partido.

Zumo de betabel con zanahoria


Beneficios y propiedades del betabel con zanahoria


Las dos hortalizas presentan cualidades independientes que aportan numerosas ventajas para tu salud. A continuación te resaltamos por separado cada una de ellas.

Betabel o remolacha


El betabel también conocido como remolacha o betarraga es una planta herbácea cuyo origen se sitúa en el norte de África. Sin embargo, hoy en día según la variedad se cultiva en zonas cercanas al Mediterráneo, costa atlántica de Europa e India. Se caracteriza por ser rica en agua (el 90% de su composición), y en fibra. Destaca además en las vitaminas C, A y B9 o folatos, mientras que el potasio, el sodio, el hierro, el fósforo, el calcio y el magnesio, son sus minerales más abundantes. 


Una parte importante de la remolacha son los antioxidantes. En concreto, posee sobre todo betacarotenos, carotenoides y flavonoides. Ellos son los responsables de ese pigmento rosáceo rojizo que singulariza a la hortaliza. En cuanto a sus beneficios, estos son los más importantes: 


Propiedades de la remolacha

  • Ayuda a mejorar el tránsito intestinal, debido a sus cantidades de fibra.
  • Activa el metabolismo y favorece la degradación de las grasas, pudiendo disminuir la cantidad de colesterol malo o LDL.
  • Contribuye a ralentizar el envejecimiento prematuro y protege a las células de su desgaste natural al frenar la acción de los radicales libres. Todo ello gracias a la cantidad de antioxidantes que incorpora.
  • Favorece el desarrollo normal de las células, pues contiene folatos (vitamina B9 o ácido fólico).

Zanahoria

Esta hortaliza es una planta que pertenece a la familia de las apiáceas y es oriunda de Asia suroccidental y Europa. El consumo de zanahoria aporta principalmente vitamina A y carotenoides con actividad provitamínica A. En menores proporciones tiene vitamina C y B6. En cuanto a los minerales, hierro, yodo y potasio están presentes aunque en pequeñas cantidades. Apunta a continuación qué beneficios puede proporcionar a tu organismo su consumo: 


Propiedades de la zanahorias


  • Aporta bienestar visual por la cantidad de vitamina A que incluye, pero también por sus carotenoides, que dentro de nuestro cuerpo se transforman a su vez en esta vitamina y por tanto contribuyen al buen estado de la vista. La luteína, que es otro carotenoide aunque sin actividad provitamínica A, también está en la zanahoria, un compuesto que se halla en la retina y el cristalino del ojo.
  • La piel se ve reforzada igualmente a consecuencia de la vitamina A de nuevo y de otros compuestos antioxidantes. Los alfa y betacarotenos ayudan a combatir los radicales libres, reducir la inflamación de las lesiones dérmicas y propiciar el proceso de curación de la dermis dañada.
  • Al ser rica en fibra es buena para la salud digestiva y la flora intestinal, ya que ayuda a combatir el estreñimiento (pero solo si la consumes cruda, porque cocida provoca el efecto contrario).
 

Cómo preparar el zumo de betabel con zanahoria


Ahora que ya sabes cuáles son los beneficios y propiedades del betabel y la zanahoria, ¿te apetece probar un jugo con ambos ingredientes? ¡Seguro que sí! Si no sabes prepararlo, te explico cómo. Es muy sencillo.

Ingredientes

  • 4 piezas de betabel.
  • 5 piezas de zanahorias.
  • Agua (125 milímetros aproximadamente).


Preparación  

  1. Lava con agua abundante todas las zanahorias y las piezas de betabel.
  2. A continuación elimina la piel y corta las hortalizas para que el licuado sea perfecto.
  3. Una vez lo tengas todo en la máquina echa un poco de agua y empieza el proceso.
  4. Al finalizar solo tendrás que pasar la mezcla por el colador para extraer todo el jugo, y ya lo tendrás listo para consumir.


Si quieres, para aumentar las propiedades de este refrescante y jugoso preparado, durante la elaboración puedes usar zumo de naranja en lugar de agua. También si deseas aumentar su valor nutricional podrías añadir una manzana a las piezas de zanahoria y remolacha

 

Beneficios zumo de betabel y zanahoria


Cuándo tomar el jugo de betabel con zanahoria


¿Existe un momento ideal para tomar este zumo? Todo dependerá de cómo sean tus pautas nutricionales, pero el mejor momento del día para disfrutar de este delicioso preparado es por las mañanas, en el desayuno. Con él conseguirás la energía suficiente para empezar el día con fuerza.

Si te da pereza puedes prepararlo por la noche y dejarlo en la nevera, pero lo mejor es que lo elabores en tu ritual matutino pues así conservará mejor sus cualidades. Una vez que lo hagas varias veces será una rutina que no te costará y podrás comenzar la jornada incorporando hortalizas junto a otros ingredientes necesarios para esta primera comida del día, tales como los cereales o los lácteos, tal y como aconsejan algunos expertos.

De todas formas, si ves que te va costar mucho puede ser una buena opción para el mediodía o para la tarde como parte de tu merienda. No obstante, ante cualquier duda te recomendamos que consultes con un experto en nutrición cómo puedes introducir estos alimentos en tu alimentación de la forma más saludable para ti.

No hay comentarios :

Publicar un comentario