martes, 15 de noviembre de 2016

¿En qué consiste la dieta atlántica?



Es menos conocida porque tal vez se hable menos de ella mediáticamente, pero la dieta atlántica reúne una serie de requisitos que la han convertido en una opción nutricional muy valorada por algunos expertos. Tanto es así que en el 38º Congreso de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), los médicos analizaron en una mesa las características de este patrón alimentario y sacaron algunas conclusiones que hoy comparto en esta breve entrada. 

La dieta atlántica se caracteriza por sus pescados y mariscos


¿En qué consiste la dieta atlántica?

  • Principalmente se caracteriza por un mayor consumo de pescados, mariscos, verduras y hortalizas propias del área geográfica que comprende y que engloba Galicia, Portugal y la Bretaña francesa, entre otras zonas.
  • En esta dieta se incluye el consumo moderado de carnes magras de cerdo, ternera y ave, acompañadas en el plato de verduras, legumbres o patatas.
  • Frutas, cereales (pan con grano entero), castañas o nueces también son parte de esta dieta.
  • Además, incorpora el consumo de leche y derivados lácteos, en especial quesos.
  • Uso de aceite de oliva para aliñado y cocinado.
  • Según los expertos reunidos en el congreso científico de Semergen, el modo de preparación tradicional de algunos alimentos, como las cazuelas, así como las preparaciones en cocción lenta a baja temperatura, tienen relevancia en los beneficios derivados de este patrón alimentario.
  • Todos estos alimentos aportan las cantidades necesarias de vitaminas, minerales y ácidos grasos Omega-3 que, con un consumo moderado de vino, constituyen una dieta equilibrada, aseveran los expertos.

¿Cuáles son los  beneficios de la dieta atlántica?

La Dra. Rosaura Leis, vicepresidenta de la Fundación Dieta Atlántica, ha efectuado una revisión de las evidencias científicas actuales sobre la dieta atlántica, entre las cuales figuran estudios que muestran que la dieta tradicional del noroeste español y Portugal se ha asociado con una menor incidencia de complicaciones cardiovasculares. Paralelamente se han observado mejores valores de triglicéridos en sangre, marcadores de inflamación y metabolismo de la glucosa entre familias que de forma habitual siguen la dieta atlántica, aunque estos estudios no son concluyentes y se tiene que seguir realizando más estudios en este sentido. 

Y además, tal y como informan desde la Fundación Dieta Atlántica:

  • Los pescados y mariscos aportan proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos Omega −3, vitamina D o calcio entre otros
  • Los cereales, patatas y legumbres aportan hidratos de carbono complejos y fibra alimentaria.
  • La  leche y derivados lácteos son fuente de proteínas de alto valor biológico, minerales (calcio, fósforo, etc.) y vitaminas.
  • Las carnes de esta dieta incluyen proteína de alto valor biológico, hierro altamente utilizable y equivalentes de niacina.


No hay comentarios :

Publicar un comentario