jueves, 10 de marzo de 2016

5 cosas que debes saber sobre los azúcares añadidos



Los azúcares añadidos forman parte de nuestra alimentación diaria, pero ¿sabemos en qué cantidades y dónde se encuentran? En el libro Sin azúcar, 65 recetas naturalmente dulces (Ed. Lunwerg), la autora Sue Quin, indica que los azúcares añadidos consumidos durante un día por un hombre, no deberían superar los 70 gramos, mientras que en el caso de las mujeres esa cantidad no tendría que sobreapasar los 50 gramos. 



1. La experta menciona que existen dos tipos de azúcar:

Azúcar bueno, que está en:

glúcidos complejos, presentes en las frutas, las verduras, los productos lácteos y los cereales integrales


Azúcar malo, que está en:

alimentos refinados, como la pasta y el pan blanco, alimentos con azúcar añadido, como pasteles y dulces, alimentos elaborados, refrescos y zumos. 

Portada del libro Sin Azúcar de Sue Quinn



El azúcar bueno se asimila de forma lenta y es rico en vitaminas, minerales y otros nutrientes. Mientras que el azúcar malo se asimila rápidamente, es rico en calorías y no tiene ningún valor nutricional.



2. Para saber la cantidad de azúcares añadidos que tienen los productos que compramos es necesario fijarse en las etiquetas de los mismos. Generalmente estos vienen identificados como “glúcidos”. Según la escritora, si un alimento contiene más de 22,5 g por cada 100 g de azúcar,  podremos hablar de un contenido elevado de este ingrediente. Si es inferior a 5 g por cada 100 g, es bajo.


3. Alternativas a los alimentos demasiado ricos en azúcares añadidos:


Quin nos ofrece alternativas menos azucaradas en los distintos tipos de alimentos:



  • Frente a bebidas de cola o bebidas aromatizadas con frutas, mejor beber leche entera, zumos de verduras o tomates.
  • Frente a la miel, mejor un plátano triturado o frente al chocolate con leche, mejor un chocolate negro (70/85% de Cacao).
  • Y antes de un yogur de frutas con 0% de materias grasas, es mejor un yogur natural de leche entera.

Respecto a esta última recomendación, que puede resultar algo llamativa, aclarar que la autora asevera que los productos bajos en materia grasa suelen “compensar la reducción de materia grasa con el añadido de azúcar para hacerlos más sabrosos. Antes que comprar yogures aromatizados con frutas, son preferibles los yogures naturales con compota de frutas.”



4. Algunos de los sustitutos del azúcar en la cocina pueden ser la canela o la vainilla, la nuez moscada, el plátano triturado o la compota de manzana no azucarada. También el aceite y la leche de coco y la leche de almendra.



5. En cuanto a las frutas, matizar que constituyen un excelente aporte de azúcar natural al organismo, sobre todo, de fructosa. Sin embargo, algunas contienen más que otras y no está de más tenerlo en cuenta. Entre las frutas  que contienen menos de 10 g de azúcar por cada 100 g destacan: manzanas, peras, kiwis, naranjas, albaricoques, sandías, fresas, frambuesa, moras silvestres, grosellas, papayas, cerezas, piñas, mandarinas, melocotones, arándanos, etc. 




2 comentarios :

  1. Gracias muy buena el artículo interesante saber con que medida el consumo de ciertas frutas ya que no todas son bajas en azúcar y claro tenemos que practicar el buen abito del Saber Comer. Gracias, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, la verdad es que al elaborar este post yo también he descubierto cosas que desconocía sobre el azúcar, en general.

    ResponderEliminar