Frase para recordar

"Sólo pierde quien deja de intentar"

miércoles, 8 de julio de 2020

¿Existe una manera de andar para adelgazar?



Desde hace un tiempo está de moda el running, pero hay un ejercicio que puede ser efectivo y que no requiere de tanto esfuerzo: andar. Solo hay que ser constante y tener en cuenta una serie de recomendaciones si queremos adelgazar además de aportar beneficios para nuestra salud. Es cierto que los resultados no son tan rápidos como los que proporciona una carrera, pero si introducimos esta actividad en nuestra vida diaria y en un conjunto de actuaciones encaminadas a reducir el peso, como pueden ser otra serie de ejercicios y una dieta adecuada, con el tiempo obtendremos resultados. 


Las recomendaciones en cuanto a tiempo y días a la semana para que caminar implique un beneficio para la salud, no están muy claras, pues en algunos casos hablan de 30 minutos diarios, en otros de 40 minutos cinco días a la semana, etc. Según Roberto Gómez, osteópata de la consulta de la Dra. Laura Coloma Medicina Natural, "más vale poco y constante, que con irregularidad y oscilaciones."

Existe una manera de andar para adelgazar


Andar media hora


Los profesionales de la salud recomiendan andar media hora diaria como mínimo y manteniendo un buen paso cuando ya se ha incorporado el hábito.

El entorno es también importante, así es mejor pasear rodeado de naturaleza que en la ciudad, de modo que si vivimos en una gran urbe, el parque más cercano será la mejor opción. "Aunque más vale caminar en el asfalto buscando lugares poco transitados y menos contaminados, que no hacerlo en absoluto."

Caminar ayuda a reducir y mantener el peso, siempre y cuando se realice de forma continuada y se mantenga una alimentación equilibrada, como ocurre con cualquier otro ejercicio. Este hábito contribuye a controlar el peso, ya que con su práctica aumenta la destrucción de las células de grasa. Además, actúa como supresor moderado del apetito y facilita la digestión y la eliminación.

Al mismo tiempo, caminar entre el 60 y 70% de  nuestra capacidad, es decir a buen ritmo, quema unas 400 calorías a la hora.Si además, incorporamos otra serie de actividades físicas, como ejercicios de fuerza, notaremos más sus beneficios en este sentido.

El experto nos aclara que si nos proponemos andar para adelgazar o hacer cualquier otro ejercicio y luego no moderamos las idas y venidas al frigorífico, poco o nada se puede conseguir. Para aclara esta cuestión nos ha puesto unos ejemplos:

  • Una persona de 60 kilos caminando a 5,5 km/h en plano gasta más de 200 calorías.
  • El organismo es sabio y si pesas 70 kilos, con los mismos requerimientos, gastas 250 calorías.
  • Se queman más calorías al caminar para adelgazar cuanto más peso tengas, ya que el coste sube a 300 calorías si pesas 90 kilos.
  • Calcula un 10% de desgaste si subes la velocidad a 6 km/h. Ten en cuenta que por encima de este ratio ya tienes que trotar o correr y eso es otro esfuerzo.
cómo andar para adelgazar

 

Otros beneficios de caminar para la salud


El hecho de moverse todos los días, ya es beneficioso para la salud pues nuestro cuerpo está diseñado para moverse. El nutricionista y dietista Joel Torres, lo afirma en su libro Cambio tu cuerpo. Mejora tu vida (Ed. mr): "Debes procurar que tus días estén repletos de movimiento. Tu salud te lo agradecerá." Insiste además en que "moverse durante el día puede marcar la diferencia entre estar perdiendo o ganando grasa corporal".

Andar tiene otra serie de beneficios para la salud. Uno de ellos es que con este movimiento se activa la circulación y se aumenta la frecuencia cardiaca lo que es bueno para el corazón. En este sentido, destaca un estudio realizado por Universidad de Tennessee (EEUU) que se centró en analizar el impacto de caminar sobre la presión sanguínea durante 24 semanas. En concreto evaluaron si caminar durante 30 minutos al día podría reducir esta, centrándose en mujeres hipertensas y que habían pasado la menopausia. 


Para ello se realizaron dos grupos, uno de control que no debía variar en absoluto la actividad física habitual, y un segundo que siguió un programa que se basaba en caminar tres kilómetros adicionales cada día aparte del ejercicio que realizaban normalmente.

Transcurridas doces semanas del comienzo de la investigación (la primera mitad), se pudo comprobar que la presión arterial sistólica (medida en reposo) del grupo que se sometió a caminatas diarias se redujo en un promedio de seis milímetros de Hg. En la segunda mitad, se consiguió reducir otros cinco milímetros más. Del mismo modo, se aprecieron variaciones moderadas de peso en las mujeres que incorporaron las caminatas a su estilo de vida. 


Otros estudios han demostrado que andar fortalece los huesos y reduce el riesgo de fracturas de cadera en mujeres. Es bueno para los músculos, para mejorar el estado de ánimo e incluso puede ayudar a conciliar el sueño.


No hay comentarios :

Publicar un comentario