viernes, 8 de abril de 2016

Cómo consumir energía de forma equilibrada para no engordar


Se dice que para conseguir un peso adecuado y un estado de salud óptimo es necesario mantener un equilibrio energético. Expertos de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), nos explican que el ejercicio físico es una de la claves para equilibrar la relación entre ingesta calórica y gasto energético.


Infografía Ejercicio Físico FIAB



El consumo de energía diario depende de tres factores:

-         La metabolización de los alimentos (el proceso de asimilar y almacenar los nutrientes en nuestro cuerpo), supone un 10% del consumo. 

-         El metabolismo basal, que es el se corresponde con el gasto de energía que el cuerpo necesita para realizar las funciones vitales básicas (respirar, la actividad cardiaca…). Este consumo supone entre el 60/70%.

-          Por último, para llegar a un balance energético adecuado, los expertos subrayan la necesidad de incluir la práctica de actividad física diaria que permita el gasto de energía restante (entre un 10-30%).



En definitiva, se trata de ingerir a través de los alimentos la misma energía que vamos a gastar. Debemos llegar a un equilibrio y una parte no sea superiro a la otra. Por eso, una forma de lograr que la balance sea positivo es moverse, ya que normalmente tendemos a ingerir más de lo que gastamos debido al alto nivel de sedentarismo que predomina en el estilo de vida actual.



Desde la FIAB han elaborado una infografía en la que se recogen 7 recomendaciones basadas en una mayor actividad y que contribuyen a conseguir ese equilibrio energético que nos hace estar mejor:



  1. Caminar 30 minutos al día (se recomiendan 10.000 pasos diarios).
  2. Encuentra el deporte que mejor encaja con tu vida, gustos e intereses.
  3. Realiza actividades en grupo. Aprovecha el tiempo para estar con amigos y familia a la vez que activas tu cuerpo y mente.
  4. Olvídate del ascensor, las escaleras son la mejor opción.
  5. Evita pasar mucho tiempo sentado ¡muévete!
  6. Busca actividades que te resulten atractivas. Empezarán a formar parte de tu día a día.
  7. Emplea unos minutos al día para realizar estiramientos. ¡Mejora tu higiene postural!


2 comentarios :

  1. Que bueno es ver los resultados en la práctica y con motivación y buen ánimo todo es posible y así de sencillo uno se va acostumbrando a la rutina y el cuerpo solito se reciente pues pide un avance más. gracias me hace bien.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que este post te haya servido. ¡Gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar