jueves, 16 de febrero de 2017

¿Qué debemos hacer para no dejar la dieta?



Empezar una dieta no es sencillo, y continuarla en el tiempo mucho menos, por ello muchas personas no logran mantenerla, bien porque no obtienen resultados de forma rápida, bien porque tienen una sensación de hambre continua que al final les hace abandonar. ¿Qué podemos hacer para no dejar la dieta que tanto esfuerzo nos costó iniciar? 
Ideas para no dejar la dieta


Evitar copiar dietas
Lo primero y más importante es que no repitamos lo que hacen los demás sin más. Es decir, porque a una vecina, amiga o compañera de trabajo le haya ido bien una dieta, no quiere decir que a nosotros también nos vaya a resultar. Si realmente queremos adelgazar, primero debemos tener el firme propósito de hacerlo, y segundo consultar con un experto, al menos inicialmente, para que nos asesore sobre cómo actuar, porque tal vez estemos convencidos de que estamos realizando todo lo posible para quitarnos los kilos que nos sobran pero si no lo logramos probablemente algo estaremos haciendo mal.

A este respecto, el endocrinólogo Dr. David S. Ludwig, ha escrito en su último libro ¡Siempre tengo hambre!, que las dietas bajas en grasas actúan en nuestra contra, porque al final nos dejan siempre con sensación de hambre, a  la vez que nuestro metabolismo se hace más lento, por lo que al final vamos a acabar ganando peso, aunque comamos menos.

Olvidarse de las calorías
En opinión de Ludwig hay que dejar de lado la obsesión por las colorías. El trillado consejo de “ingerir menos calorías de las que se consumen para perder peso al final no surte efecto en la mayoría de las personas al menos a largo plazo”, asegura.
Es cierto que hay que vigilar las cantidades, pero esto no debe convertirse en una obsesión, al menos cuando estamos haciendo dieta. "No debemos sobrepasarnos, pero con comer una cantidad normal, nos bastará para no pensar en cantidades”, añade la
health coach Rocío Río de la Loza.

¿Funciona lo light?
El endocrinólogo asegura en su libro que la moda de lo light se inició en los años 70 cuando una serie de expertos comenzó a decir que para adelgazar había que eliminar la grasa de los alimentos que ingeríamos. De este modo, surgieron toda una serie de productos bajos en grasas que hoy en día podemos encontrar en la mayoría de las tiendas de alimentación, es decir, los productos light. Sin embargo, con el tiempo se ha demostrado que la ingesta de estos  alimentos no ha implicado una reducción de los índices de obesidad.

Intentar no saltarse comidas
Este es una creencia bastante extendida, pero realmente esta práctica no es nada beneficiosa para el organismo. “No desayunar o irse a la cama  sin cenar tiene efectos adversos para la salud, además de que nuestro metabolismo se va a ralentizar y no vamos a conseguir adelgazar si adoptamos este hábito de forma habitual”, asegura la health coach.

Darse algún capricho a la semana
Si una dieta es demasiado restrictiva es posible que sucedan varias cosas. Resumidamente, si  adoptamos un régimen alimentario en el que pasamos hambre acabaremos fatigados y generaremos un estado de ansiedad que puede ser muy contraproducente para la salud en general. Y como consecuencia, probablemente dejaremos la dieta y volveremos a engordar. Por todo ello, es recomendable disfrutar algún día a la semana de algún capricho y sin sentirnos culpables por ello.

Mira la báscula sólo cada 15 ó 20 días
Si te pesas todos los días es imposible ver la evolución y seguramente te desanimes enseguida. Es mejor pesarse cada 15 ó 20 días porque así si veremos realmente cómo hemos avanzado y nos gustarán los resultados, explica Rocío Río de la Loza.

Realiza actividad física
Es un hecho demostrado que hacer ejercicio ayuda a adelgazar, hay muchos estudios que lo avalan. Y si estamos haciendo dieta la pérdida de peso será más efectiva. Así nos lo clara la coach: "Hemos de pensar que la actividad física ha de formar parte de nuestra vida diaria, y al combinar ambos factores conseguiremos resultados más rápidos."

No hay comentarios :

Publicar un comentario