martes, 28 de enero de 2014

¿Cuál es la mejor forma de tomar la vitamina C: frutas y verduras, zumos o suplementos?






vitamina c frutas o zumos



Los expertos aseguran que tomar vitamina C es importante, pero ¿cuál es la mejor forma de ingerirla: mediante frutas y verduras, zumos o suplementos? Analizamos cada opción.

Frutas y verduras frescas


La mayoría de los nutricionistas consultados aseguran que la manera más eficaz de aportar vitaminas y minerales al organismo es por vía natural, es decir, la mejor forma de tomar vitamina C es consumiendo los alimentos que la contienen, entre los que destacan: fresas, melón, sandía, kiwi, naranjas, ajo, pimiento, perejil, batata, espinacas, nabo, lechuga, zanahoria o berro. 

Zumos


Ahora bien hay que tener en cuenta que las vitaminas son muy frágiles y según se cocinen los alimentos pueden perder más o menos cantidades de las mismas. Así, en el caso de las verduras cuanto menos se sometan a fuentes de calor más posibilidades hay de que se conserven sus propiedades. Y si nos remitimos a las frutas lo mejor es consumirlas como piezas enteras, sin pelar. Precisamente por este último motivo algunos dietistas aseguran que los zumos no tienen tantas propiedades beneficiosas como las frutas enteras, y que ingerir un zumo de naranja no posee los mismos beneficios que tomar una naranja. No obstante, ante la opción de no tomar nada de fruta o ingerir zumos siempre es recomendable esta última opción. Si se opta por beber zumos, se aconseja además que sean naturales. 

Suplementos vitamínicos


En cuanto a los suplementos vitamínicos, las opiniones siempre resultan más controvertidas. Un último estudio realizado por académicos británicos de la Universidad de Warwick y estadounidenses de la Escuela de Medicina Johns Hopkins (Baltimore), asegura que “complementar con vitaminas la dieta de adultos que se alimentan bien no tiene ningún beneficio claro e incluso podría ser perjudicial". Estos investigadores también dan a entender que “las empresas que se encargan de fabricar y lanzar al mercado suplementos vitamínicos hacen propaganda falsa de sus productos para vender más.” (Más info: en europapress_nutrición)


Esta es sólo la conclusión de un estudio, pero lo que sí es cierto es que los suplementos vitamínicos han de consumirse con cautela y si se sospecha que se tiene carencia de alguna vitamina, antes de lanzarse a la ingesta indiscriminada de suplementos lo más correcto es consultar con el médico. Hay que valorar que tomar vitaminas en exceso también puede ser perjudicial para la salud. Por ejemplo, consumir demasiada vitamina C puede provocar diarrea. Lo más recomendable siempre es ser precavidos y usar el sentido común.


No hay comentarios :

Publicar un comentario